Una empresa dedicada a la venta online de colchones de alta gama ha lanzado en España una oferta de empleo para encontrar un probador de almohadas a razón de 1.200 euros al mes durante tres meses.

Así, la firma busca a alguien que, durante tres meses, pruebe los distintos prototipos de almohadas con los que trabaja. “Nuestro objetivo es que esta persona descanse con los productos que estamos testando y que, luego, los evalúe para ayudarnos a mejorar la calidad del producto que desarrollamos y que acabará por convertirse en la almohada que comercializaremos a través de nuestra web”, explica Bruno Madeira, cofundador de la empresa que ha lanzado esta oferta.

El empleo, por el que pagan 1.200 euros al mes y que puede realizarse desde cualquier lugar de España, no puede ser más sencillo. La persona seleccionada tendrá que dormir cada noche con un modelo diferente de almohada, tras lo que rellenará un cuestionario donde recogerá cómo ha sido su experiencia. “Esta información nos permitirá mejorar el producto ya que tendremos en cuenta esa valoración para adaptar la almohada a su uso”, detalla Madeira. Todas las almohadas que el afortunado deberá testar son de alta calidad y los modelos se ajustan al confort necesario para un buen descanso.

Los aspirantes a esta oferta tienen de plazo hasta el próximo 28 de febrero, fecha límite en la que la empresa dará por concluido el período de inscripción.