Nuevo giro del tiempo en Valencia: nubes, lluvias y bajada de temperaturas

La provincia de Valencia se prepara para un nuevo viraje climático. El calor y las altas temperaturas registradas hasta ahora van a dar paso a un descenso de los mercurios y a la llegada de precipitaciones.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha anunciado que será el domingo cuando se dé dicho cambio. Según las primeras previsiones, el cielo estará cubierto en toda la Comunitat Valenciana. Además, se esperan precipitaciones localmente fuertes y persistentes en el sur de Valencia, norte de Alicante y la totalidad de Castellón.

Al margen de la lluvia, la autonomía vivirá un descenso radical de las temperaturas. Las máximas se desplomarán por debajo de los 20º en toda la provincia de Valencia. En el litoral se espera que los mercurios alcancen una máxima de 19º mientras en el interior el cambio será todavía más considerable rondando entre los 13 y 17 grados.

Las mínimas también bajarán aunque el cambio será menos significativo. En la ciudad de Valencia los termómetros descenderán hasta los 16º en la madrugada. En el caso de las localidades de interior este desplome será más notable llegando a los 11º durante la noche. Sin embargo, será la provincia de Castellón la que alcance la temperatura mínima de la Comunitat llegando a los 8º en Morella.

¿QUÉ PASARÁ LOS DÍAS PREVIOS A LA LLEGADA DE LA LLUVIA?

El proceso de descenso de temperaturas no va a ser paulatino ya que cada jornada depara un escenario diferente. Mientras este miércoles las máximas se han mantenido entre los 21-24º grados, cara al jueves habrá un ascenso. La provincia de Valencia volverá a aproximarse a los 30º en el interior donde se prevé llegar a los 28º. Sin embargo, en el litoral habrá un ambiente más suavizado por el viento del este esperándose 24º en la capital del Turia.

Ese aumento de las temperaturas del jueves volverá a crecer por segunda jornada consecutiva el viernes. El fin de semana arrancará con máximas superiores a los 30º. Aemet ha adelantado que los termómetros podrán llegar a los 33º en el interior y los 29º en el litoral. No obstante, la ciudad de Valencia será la excepción pues se anuncian máximas de 25º.

No será hasta el sábado cuando el tiempo comience a cambiar. El día arrancará con cielo poco nuboso, intervalos de nubes bajas y brumas matinales en el litoral. Sin embargo, por la tarde aumentará la nubosidad. Además, existe probabilidad de chubascos dispersos y ocasionales en el interior de Castellón descartándose en Valencia y Alicante. Para dicha jornada, las temperaturas se alejarán de los 30º del sábado y caerán hasta los 22-24º en la totalidad de la provincia.