Las Fiestas de moros y cristianos de Torrent presentan novedades

Las novedades incluyen cambios en el Pregón, el nuevo Sopar del Fester y una apuesta importante por la música

Las fiestas de Moros y Cristianos de Torrent se presentan este año con grandes novedades que harán que los torrentinos y torrentinas, así como visitantes venidos de toda la Comunitat Valenciana, disfruten de unos días grandes en los que la música, el color y la tradición serán los protagonistas.

El alcalde Jesús Ros, el concejal de Fiestas, Pascual Martínez, y el presidente de la Federación de Moros y Cristianos de Torrent, Xavi Santamaría, han detallado todos los cambios de estas fiestas que, “a lo largo de los años se han consolidado en la ciudad gracias al trabajo y buena disposición de la FMCT”, ha señalado el alcalde. Las novedades más importantes se centran en una fuerte apuesta por la música (eje vertebral de los Moros y Cristianos), cambios en el Pregón, en la Gran Entrada y la organización del nuevo Sopar del Fester.

La primera novedad llega con el acto del Pregón. Como es tradicional, el pistoletazo de salida de las fiestas se realizará en la Iglesia de la Asunción, donde tendrá lugar la ofrenda a Abdón i Senén, Sants de la Pedra. Seguidamente, los festeros y festeras desfilarán por la Avenida Al Vedat, pero con cambio de recorrido, porque al llegar a la fuente de las Ranas, la comitiva seguirá desfilando por el lado de bajada de la avenida hasta llegar a la plaza, núcleo de la fiesta festera de Moros y Cristianos. A los pies del emblemático monumento se estrenarán las fiestas de 2019 con las palabras del pregonero, papel que recae en Alfred Costa.

Presentación del cartel de las Fiestas de Moros y Cristianos de Torrent

De esta manera, como bien ha explicado Santamaría, el cambio de recorrido, también modifica la fecha de visita a la residencia Santa Elena, que pasará a realizarse el día 23. Así pues, las capitanías y alferecías visitaran a las personas más mayores para acercarles la fiesta.

Una de las noches más esperadas de las fiestas, y que es este año un nuevo reto, es la Gran Entrada de Moros y Cristianos, que estrena nuevo itinerario. Un acto en el que participan más de 12.000 personas, entre festeros, invitados y visitantes, que no quieren perderse el espectacular desfile, que incluye boatos muy elaborados. Como es habitual, los Moros y Cristianos comienzan el desfile en Monte Sión, bajando por la calle del “Convento” hasta llegar al colegio de Trinitarias.

Sin embargo, este año, cuando la comitiva llegue a la plaza Mayor, dará la vuelta a la Torre y la bordearán. Por este motivo, “se podrá disponer de dos tribunas para invitados, que pasarán de 80 a 140 personas, debido a que tenemos una fiesta que es un foco de atención y de interés entre muchos pueblos, incluso de Alicante”, ha señalado Santamaría. Asimismo, el acto contará con dos zonas reservadas para personas con movilidad reducida.

Los festeros también podrán disfrutar del Sopar del Fester, una fiesta que se realizará a los pies de la Torre tras el pregón. En la velada, los caporals con más solera harán demostraciones de su arte. Además, el público infantil participara, como es habitual, en la conocida Entradeta, que cada año congrega a más niños y niñas que se suman a la fiesta, y que tendrá el punto final con una merienda de Horchata.