43 monumentos de Valencia vuelven a estar iluminados

Todos ellos cuentan con sistemas de telegestión para poder modificar de forma singularizada el apagado o el encendido en ocasiones especiales

219
monumentos

La concejalía de Gobierno Interior ha renovado la iluminación de un total de 46 monumentos ornamentales repartidos por la ciudad y sus pueblos «con el objetivo de recuperar su valor cultural, patrimonial y arquitectónico«. 43 de esos monumentos, hasta ahora, estaban apagados. A los otros 3, que estaban encendidos, se les han sustituido las luces o proyectores por otros más eficientes y, por lo tanto, de menor consumo. Además, se han instalado sistemas de telegestión para poder modificar de forma singularizada el apagado o el encendido en ocasiones especiales.

«Nosotros considerábamos que teníamos una deuda con el patrimonio, y por eso además de encender monumentos, algunos de los cuales llevan más de 5 años apagados, hemos ampliado el horario de encendida, que en el periodo comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de octubre, de domingo a jueves, permanecerá hasta la 01.00 horas del día siguiente; y viernes, sábado y vísperas de festivo, hasta la 01.30 horas», ha explicado el concejal Sergi Campillo, quien también ha aclarado que desde el 1 de noviembre hasta el 28/29 de febrero, los monumentos estarán encendidos todos los días hasta las 00.30 horas.

En cuanto al consumo aproximado anual de los 13 monumentos hasta ahora encendidos, entre los cuales estaban, por ejemplo, el Palau del Temple y las Torres de Quart y Serranos, todos ellos en el centro de la ciudad, este era aproximadamente de 12.000 euros y 103.899 kW/hora.

En una primera actuación se instalaron 71 nuevas luminarias con tecnología LED en la fachada de la Casa Consistorial, edificio, catalogado como Bien de Relevancia Local, «que realza la riqueza de sus elementos arquitectónicos neoclásicos con la combinación de efectos lumínicos que cambian de color para conmemorar diferentes efemérides», tal como pasará a partir de ahora en la Puerta de Mar, que, emplazada sobre la fundamentación de la antigua muralla, es la reproducción exacta de la llamada Puerta del Real que estuvo situada frente al puente de su nombre y fue construida en 1801 y demolida en el año 1868.

Además de la Puerta de Mar, cuentan con una «nueva y eficiente iluminación», entre otros elementos, los campanarios de Benifaraig y Massarrojos, en la zona Norte de la ciudad, el Parotet o la Iglesia de la Torre en la zona Sur.

Las terrazas también son para el invierno: descubre las cinco mejores de Valencia