Así rastrean los casos de coronavirus en Valencia para interrumpir la cadena de contagios de coronavirus
Sanitario realizando el test de coronavirus. / FOTO: Javier Etxezarreta EFE).

Desde el inicio de la pandemia, las noticias falsas sobre el COVID-19 no han dejado de crecer. Entre estas «fake news» destacan las referidas al uso de medicamentos y su posible impacto en la enfermedad. Por ello desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han resuelto todas las dudas sobre el coronavirus y los medicamentos para tratarlo.

Ibuprofeno y coronavirus

El ibuprofeno ha sido protagonista de muchas informaciones. Se plantearon muchas dudas sobre su uso a raíz de un mensaje en Twitter publicado por el Ministro de Sanidad de Francia. En él alertaba de que los antiinflamatorios podrían empeorar la infección del COVID-19. Por ello, aconsejaba tomar paracetamol en caso de fiebre. Ese mensaje causó confusión y desconcierto. Además, no ofrecía ninguna explicación acerca de en qué se basó para divulgar la información.

Por ello, la Agencia Española de Medicamentos y Producto Sanitarios (AEMPS) hizo pública una nota aclaratoria dónde explicaba la situación.

  • No hay datos que hagan pensar que el ibuprofeno pueda empeorar la situación de los infectados por SARS-COV-2.
  • La posible relación entre la exacerbación de infecciones con ibuprofeno y ketoprofeno se están evaluando.
  • Los pacientes que estén en tratamiento crónico con ibuprofeno o ketoprofeno no deben interrumpirlo.
  • Las guías recomiendan como primera alternativa el uso de paracetamol para el tratamiento de la fiebre. Sin embargo, no está contraindicado el uso de ibuprofeno en el tratamiento de síntomas menores.

Medicamentos contra la hipertensión

Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y los antagonistas del receptor de angiotensina son dos amplias familias de medicamentos que se usan frecuentemente en el tratamiento de la hipertensión arterial y la insuficiencia cardiaca.

A mediados de marzo surgieron noticias basadas en hipótesis teóricas sobre si este tipo de medicamentos pudieran favorecer la infección y desarrollo de la COVID-19. La Sociedad Española de Cardiología explicó que no existía evidencia clínica o científica que apoyara suspender el tratamiento de estos medicamentos en pacientes con coronavirus.

Finalmente, el 25 de mayo la AEMPS publicó que recientes ensayos clínicos demonstraban que estos medicamentos ni favorecen la infección ni empeoran la enfermedad. Del mismo modo, no aumentan la mortalidad de los pacientes infectados por SARS-COV-2. Por tanto, no hay motivos para que los pacientes que tomen estos medicamentos cambien o interrumpan su tratamiento por temor al coronavirus.