Alarma en los colegios valencianos: más de la mitad de los escolares consume alcohol

La Comunitat es una de las autonomías donde mayor número de jóvenes bebe alcohol: un 72,6% reconoce consumirlo con frecuencia y un 37% mediante "atracones"

alcohol

El alcohol sigue ganando terreno y en la actualidad se ha convertido en el tóxico más consumido por los jóvenes valencianos estudiantes de secundaria, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. Y es que la Comunitat es una de las autonomías españolas donde mayor número de chicos bebe.

“Un 24% reconoce haber tenido una borrachera en el último mes y dos de cada cinco dice que se ha dado un ‘atracón’, es decir, han consumido altas cantidades en poco tiempo, con el consecuente riesgo para su salud”, explica el doctor Antonio Llombart, vicepresidente de Asociación Española conta el Cáncer de Valencia, AECC Valencia.

Ante esta alarmante situación, la entidad ha lanzado una campaña que pretende hacer uso de las Redes Sociales y de las nuevas formas de interlocución de los jóvenes para revertir esta realidad, desde la concienciación y el diálogo.

“Lo cierto es que en la Comunitat nos situamos en el podio: un 72,6% de los jóvenes valencianos reconoce beber de forma más o menos habitual. Un dato por encima de la media nacional. Eso supone que más de la mitad está teniendo consumos de riesgo, que son mayoría los que consumen. Queremos decirles que hay otras opciones, que no se dejen arrastrar por la corriente”, ha apuntado Llombart durante la presentación de la campaña.

Dr Antonio Llombart vicepresidente AECC Valencia y Helena Alloza gerente AECC Valencia.

No ser ‘mochila’

En este sentido, la campaña se centra en la pérdida de autonomía y de control como valores negativos asociados al consumo de alcohol, a través de los cuales se vehiculizarán también los efectos directos en la salud y los consumos de riesgo. Todo ello se cristaliza en la figura de una mochila, imagen de la campaña. “La mochila es algo pesado, una carga que no puede valerse por sí misma. Por eso, queremos llenarla de razones por las que no beber alcohol y le decimos a los jóvenes ‘Por 7 Razones no soy mochila’”, detalla Helena Alloza, gerente de la Asociación.

Bajo el lema ‘Si bebes no te llevas, te llevan, la entidad animará a toda la sociedad valenciana a reflexionar. A través de las Redes Sociales, con los hashtags #por7razones #nosoymochila, los usuarios podrán participar aportando sus razones y generando diálogo. Cada semana, gracias a la colaboración de diversas entidades como la Federación de Basket de la Comunitat, Levante U.D, empresas como Etnia, Gabol, Miss Wood, entre otras, que han aportado recompensas, se premiarán las mejores razones. Además, AECC Valencia cuenta con ‘aliados’ en estos canales. Para Alloza, “hemos tenido experiencias muy positivas colaborando con personas que tienen gran alcance en Redes Sociales y por eso contamos con ellos de nuevo. Son los mejores portavoces para hablar de tú a tú a los jóvenes, y de nuevo es un placer que María Herrejón o Rafa Scrig, con miles y miles de seguidores, nos ayuden con nuestro mensaje”.

Visitas a colegios de la provincia

La campaña, que se desarrollará a lo largo de octubre y noviembre, también visitará diversos colegios de la provincia que se han adherido a ‘Por 7 Razones’. Así, especialistas de la entidad realizarán un taller especifico y llevarán de forma presencial la mochila de la campaña. “Los jóvenes podrán incorporar sus razones y participar en un concurso que culminará en noviembre con una gala de entrega de premios en la que habrá muchas sorpresas”, ha destacado Alloza. En total, está previsto formar e informar a más de 1.500 escolares.

Y es que la entidad ha querido reforzar también el ámbito educativo y familiar del menor. “Es una campaña dirigida a ellos, pero su entorno es fundamental”, ha destacado el doctor Antonio Llombart. Por ello, AECC Valencia ha preparado también un vídeo especialmente enfocado para padres y educadores, quienes también podrán descargarse recursos específicos en la web www.por7razones.com. “El alcohol es la sustancia toxica con menor percepción de riesgo: casi la mitad de los jóvenes reconoce permisividad por parte de sus padres y fácil acceso al producto. Debemos concienciar sobre esta realidad”, ha concluido Llombart.