Xàtiva pone a la venta los primeros ajos tiernos producidos para el sello de calidad

El próximo 23 de diciembre, el Mercado de la Tierra posará a la venta las primeras gavillas cultivadas a partir de la semilla autóctona.

La vieja aspiración de los productores de ajos tiernos de Xàtiva de contar con un producto con denominación de origen está más cerca de llegar a buen término. El próximo 23 de diciembre, con motivo de la celebración de una nueva edición del Mercado de la Tierra, se pondrán a la venta las primeras gavillas cultivadas a partir de la semilla autóctona elaborada por la asociación de productores de ajos tiernos de Xàtiva , iniciativa requerida para la certificación de calidad CV.

El primer teniente de alcalde, Miquel Lorente ha señalado que «por primera vez, el ajo tierno con certificado de calidad tendrá un punto de venta, que además recuperará la antigua tradición de los ajeros que la víspera de Navidad salían a vender su producto en la fuente del León». Lorente cree que «esta certificación de calidad impulsa un producto 100% setabense».

En esta ocasión, el Mercado de la Tierra se instalará en la Alameda Jaume I y será en el emplazamiento de la Fuente del León donde se ubique la parada para la venta de los ajos tiernos. El horario del Mercado de la Tierra será de 10 a 20 horas, pero los ajos sólo se venderán hasta las 14 horas. Además, habrá degustaciones de tapas elaboradas con ajos tiernos por el cocinero setabense José Reig, entre las que encontraremos la famosa coraella, plato que tradicionalmente se guisaba para la Nochebuena y que se ha querido recuperar para el ocasión.

Como en otras convocatorias, el Mercado de la Tierra contará con 37 paradas de varios productos de proximidad, siendo su filosofía la puesta en valor de los productos alimenticios de la huerta de Xàtiva y de los pueblos vecinos. El Mercado de la Tierra busca convertirse en una referencia de este tipo de oferta comercial en el territorio de las comarcas centrales

En las paradas del Mercado de la Tierra se ofrecerán productos como pan, miel, hortalizas, embutidos, quesos, vinos y muchos otros bajo el parámetro de presentar un producto bueno, limpio y justo. Esto se traduce en presentar una oferta de productos autóctonos, cultivados con respeto al medio ambiente y con unos precios justos, a fin de contribuir a la protección de determinados oficios arraigados a la tradición y con un futuro incierto.

 

Albal culmina la remodelació de 34 parcs infantils i zones verdes