Una mujer da a luz en su casa con la ayuda de su marido y una vecina
Hospital La Fe de València. / GVA

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 54 años tras agredir a su hijo por no ducharse. El menor de 13 años ha permanecido varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital La Fe a causa de las graves lesiones.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de abril en la localidad valenciana de Paiporta. El pequeño se encontraba en casa de su padre cuando se negó a ducharse. Según ha confirmado el diario Levante EMV, el presunto agresor relató que empujó a su hijo y este se golpeó la cabeza con una madera.

Sin embargo, el TAC realizado en el hospital ha dictado que la versión no puede ser real. La prueba médica ha desvelado que el niño presentaba tres fracturas en el cráneo que no podrían haberse hecho con un único golpe.

El niño no recibió atención sanitaria hasta un día después de la agresión. Fue alrededor de 12 horas después cuando el padre del menor le encontró inconsciente. Inmediatamente telefoneó a la madre del pequeño, de la que lleva separado más de una década por malos tratos, para informarle del suceso.

UN HUESO PERFORA UNA ZONA DEL CEREBRO Y DAÑA EL HABLA DEL MENOR

El menor fue atendido en Urgencias del Doctor Peset pero la gravedad de las lesiones obligaron a su traslado a la UCI pediátrica de La Fe donde ha permanecido cuatro días. El agredido ya ha subido a planta aunque la lesión le ha provocado un fallo de coordinación.

Según el relato de la madre, un hueso le ha perforado la zona del cerebro responsable de la comunicación. Por ello, el niño presenta problemas para articular palabras impidiéndole hablar con normalidad.