Tras la rehabilitación el antiguo molino de Serra, el Museo del Arroz ha recuperado la memoria colectiva del proceso de industrialización del arroz, cuyo cultivo tiene profundas raíces en los humedales de la ciudad

Gracias a la restauración de la maquinaria, ha sido posible recuperar todas las piezas originales y reproducir los movimientos que realizaban antiguamente.

De este modo, no solo se muestra el proceso de transformación del arroz procedente de los campos, apto para el consumo, sino también dar una perspectiva global que incluye la agricultura y el consumo de este cereal tan arraigado en nuestra cultura.

Además, se la ha dado un contenido de carácter didáctico para la mayoría de las personas que lo visitan, adaptado a sus edades, su formación y sus intereses.

El Molí d´Umbert comenzó a funcionar a principios del siglo XX. Desde entonces, lentamente, la compleja maquinaria del Molino se fue adaptando a los nuevos materiales y a los nuevos tiempos. El Molino fue cambiando de dueños; de la familia Umbert, pasaría a los Lluch y posteriormente a los Serra. A lo largo de este periodo se compraron máquinas capaces de realizar tareas cada vez más complejas con mayor rapidez

Sin embargo, en su esencia, el proceso apenas varió en los casi 100 años que permaneció operativo el Molino. El Museo del Arroz  pretende rendir un merecido homenaje a todos aquellos que con su esfuerzo han permitido avanzar en uno de los cultivos más importantes de Valencia.