Un preso mata a otro tras una pelea por sus ronquidos

Los dos reclusos, catalogados como poco conflictivos, compartían celda en la cárcel de Fontcalent (Alicante)

Según informa la agencia EFE, la Policía Nacional detuvo en la madrugada de ayer a un interno de la prisión de Fontcalent en Alicante por matar a su compañero de celda tras un empujón en una pelea porque el agresor roncaba. Los hechos ocurrieron en el módulo número 2 y la víctima no pudo ser reanimada pese a los esfuerzos de los funcionarios y los sanitarios.

Según declaró el presunto homicida, un hombre español de 37 años y etnia gitana, la discusión comenzó por un problema de convivencia relacionado con ronquidos, lo que derivó en una pelea. La víctima, un argelino de 57 años, cayó al suelo y se golpeó en la cabeza. El fallecido había sido encarcelado en varias ocasiones por robo. El presunto agresor entró en mayo con una pena de cuatro meses por impago de una pensión y lo había hecho antes por un delito de desobediencia. Los dos presos estaban catalogados como no conflictivos.

Fue el mismo agresor quien avisó a los funcionarios del centro penitenciario a través del intercomunicador del habitáculo. El personal de la cárcel acudió rápidamente a la llamada de auxilio y trató de reanimar al interno, pero fue en vano. Un médico acudió también al lugar y confirmó el fallecimiento del preso, tras lo cual se informó a la Policía Nacional.

Los agentes se desplazaron a la cárcel e interrogaron al médico de guardia y a los funcionarios, luego trasladaron al supuesto agresor hasta dependencias policiales, donde permanece en calidad de detenido a la espera de que se resuelva la investigación. La autopsia determinará la causa real de la muerte.