El manto de la Geperudeta permanecerá en la plaza hasta que las flores se marchiten

Los falleros participantes pertenecen a cerca de 400 comisiones falleras de la capital valenciana y de poblaciones de su área metropolitana como las localidades de Burjassot, Mislata, Xirivella y Quart de Poblet.

Lo único que queda de las fallas 2019 son las flores del manto de la Virgen de los Desamparados. Más de cien mil falleros, falleras y músicos han participado en la ofrenda de flores a la Virgen que se ha desarrollado este domingo y lunes. Los falleros participantes pertenecen a cerca de 400 comisiones falleras de la capital valenciana y de poblaciones de su área metropolitana como las localidades de Burjassot, Mislata, Xirivella y Quart de Poblet, integradas en la Junta Central Fallera. Las casas regionales también tienen su hueco en la Ofrenda que este año ha acabado más tarde de lo normal, a las 2 de la madrugada, con lo cual la Fallera Mayor, Marina Civera, no ha podido disfrutar de la Nit del Fóc.

Para confeccionar el manto de la Mare de Déu se han empleado “cerca de 60.000 ramos de claveles, en su mayoría blancos”, que han sido colocados en la imagen de la patrona instalada frente a su Basílica, según el coordinador de los “Vestidors de la Verge”, José García Bosch. Asimismo, los miembros de las distintas comisiones falleras y casas regionales también han depositado “cestas y canastillas florales a los pies de la imagen y en el interior de la Basílica”. Ante los pies de la imagen de la Virgen ha sido colocada una imagen de San José de finales del siglo XIX, que está inspirada en la talla que José Esteve creó para la Basílica de la Virgen de los Desamparados.