Lydia Valentín, subcampeona del mundo de Halterofilia

La española Lydia Valentín ha terminado segunda en el Mundial de Halterofilia de Tailandia

La atleta de halterofilia, Lydia Valentín, ha remontado de la quinta posición a la segunda proclamándose  subcampeona mundial en su regreso a la categoría de hasta 81 kilogramos. La española ha alcanzado en Tailandia una plata mundial de enorme mérito, que premió su regularidad tras un inicio complicado en la modalidad de arrancada, en la que concluyó quinta, y un bronce en dos tiempos que la catapultó al segundo lugar del podio en el total olímpico.

La deportista regresó a los 81 kilos, una categoría que no será olímpica en la capital nipona y en la que defendía corona en el total y en arrancada. Precisamente esta modalidad se le resistió a la española en Tailandia, pues la final ya se puso cara desde antes de empezar a competir, con la surcoreana Lee Jieeun y la mongola Mönkhjantsangiin Ankhtsetseg en 111 y 110 kilos respectivamente después de una final B marcada por sus excelentes marcas.

Con dos levantadoras inesperadas metidas de lleno en la pelea por las medallas, Lydia Valentín comenzó su concurso superando con éxito los 105 kilos, una marca que mejoró en un segundo levantamiento positivo sobre los 108. A la tercera intentona llegó el fallo sobre los 112 kilos, algo que relegó a la española al quinto puesto, por detrás de las sorprendentes Lee y Ankhtsetseg, así como de la también surcoreana Suhyeon Kim, plata con 111, y de la bielorrusa Darya Naumava, vigente campeona europea, que levantó los 109 pero se quedó en los 112.

Ya en la modalidad de dos tiempos, en la que había sido bronce en el último Mundial, la española comenzó con una tentativa exitosa sobre los 130 kilos. Después de las sorpresas en arrancada, la final de dos tiempos se ajustó en mayor medida al guion previsto, con las favoritas peleando por los lugares de privilegio. Lydia Valentín levantó 134, mientras que Naumava se iba a 135 y la colombiana Leidy Solís a los 136 kilos. Con la surcoreana Suhyeon fallando en los 137 y Naumava haciendo lo propio en 138, Lydia Valentín cerraba su concurso con un gran levantamiento sobre los 138 kilos, una marca que a la postre supuso el bronce, pues sólo superaron la estadounidense Jenny Arthur (139) y una espectacular Solís, que fue imparable y se fue a los 142 kilos para amarrar el oro en dos tiempos y también en el total olímpico con 247 kilos, sólo uno más que Lydia Valentín, que se quedó con una plata a la regularidad entre las dos modalidades. El podio lo completó Arthur, bronce con un total de 245 kilos, por encima de los 244 de Naumava y los 242 de la venezolana Dayana Chirinos.