Los hinchables, el reclamo de este verano a vigilancia

Estos juguetes acuáticos pueden ser arrastrados por la marea si no se le presta la suficiente atención en las playas.

flotador

Los flotadores se han convertido en un reclamo para los bañistas que quieren darse un chapuzón con uno de los juguetes que están de moda este verano. Las formas más demandadas son los flamencos, unicornios, todo tipo de frutas con las que poder disfrutar de los baños y sacarnos una foto para las redes sociales.

Pero no todo es oro lo que reluce en el mundo de los flotadores. La Oficina del Consumidor y Usuario (OCU) ha alertado que estos hinchables figuran entre los juguetes de verano peligrosos si no se vigilan a los niños que van en ellos.

Así pues, la OCU ha recalcado que los flotadores y las colchonetas solo deben usarse en lugares donde el niño haga pie y nunca en el mar, ya que corre el peligro de ser arrastrado por la corriente hacia el interior.

La OCU recuerda que la mayor precaución para evitar este tipo de accidentes es que los niños sepan nadar lo antes posible, y no se confíe en juguetes acuáticos como elementos de seguridad, sino que se mantenga la vigilancia en todo momento.

Asimismo, advierte que en caso de que el menor mida menos de 1.20 metros, habrá que tener cuidado con las colchonetas que se consideran también juguetes, especialmente de no utilizarlas en zonas profundas o dormirse encima de estas.

Por otro lado, el mal uso de estos juguetes acuáticos puede comportar otros peligros, por ello la OCU recuerda que no se deben utilizar en el borde de las piscinas porque puede rebotar y hacer que el niño se golpee contra el bordillo o el fondo.

Además se aconseja ir siempre a lugares vigilados por un socorrista, respetar las banderas de la playa y usar chaleco salvavidas en caso de practicar deportes naúticos o subirse a una embarcación de recreo.

Además, se debe evitar bucear o saltar en aguas turbias donde las rocas o los nadadores no se vean con claridad, y en el caso de la piscina, evitar que los niños corran o jueguen en los bordillos.