pedida de mano

Las pedidas de mano tienen que ser originales e inesperadas, si se hace delante de cientos de personas siempre será más impactante. Una pedida que se ha convertido en viral por las redes sociales ha tenido lugar en Primark en la Gran Vía de Madrid. Delante de casi 200.000 personas, cuando la mujer se encontraba en las escaleras, empezó a sonar una música romántica. El hombre con micrófono en la mano empezó a hablar mientras bajaba las escaleras, cuando llegó a la planta baja se arrodilló y le pidió matrimonio a su novia. Ella contestó un sí rotundo.

 

 

Ya son clásicas las pedidas de mano como la del presentador Quique Peña en el teatro Olympia delante de 2.000 personas o la pedida de mano en una alcantarilla de Nueva York donde había un anillo en la rejilla.

Quique Peña le pide a Amparo matrimonio en el Teatro Olympia