La Generalitat plantea nuevas restricciones para afrontar la tercera ola

(SONIA GARCÍA).- La tercera ola de coronavirus arroja en la Comunidad Valenciana los peores datos de toda la pandemia. A la evolución negativa afectada por las fiestas navideñas se le suma la preocupación por la nueva cepa británica ya detectada en la Comunitat. Una situación decadente que lleva a la Generalitat a plantear nuevas restricciones.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, advirtió el pasado jueves que se van a tomar medidas si no se consigue doblegar la curva. «Hay un peligro de que si no conseguimos doblar definitivamente la curva, tengamos que tomar nuevas medidas».

El presidente autonómico considera que las medidas restrictivas son «la única solución que tenemos». Además, ha apuntado a que las medidas se prolongarán durante meses. «Hemos de seguir unos cuantos meses y así saldremos todos juntos de este momento tan difícil», ha añadido Puig.

Tras las declaraciones de Puig, la evolución de la pandemia no está siendo favorable. En la Comunidad Valenciana se han registrado cifras récord de contagios y de fallecidos. Sanitat ha confirmado este lunes 1.865 personas ingresadas, lo que supone un incremento del 20’8% con respecto a la semana anterior. Tan solo en las últimas 24 horas se han detectado 1.098 nuevos casos. En los últimos siete días han fallecido 153 personas, un 30,8% más que la semana anterior.

Puig no esperará a que el día 15 expiren las medidas como el toque de queda o el cierre perimetral. La comisión encabezada por Puig se reunirá a partir de este jueves, según informa Las Provincias.

Nuevas restricciones

Tal y como señalaba el presidente de la Generalitat el pasado jueves, habrá nuevas medidas restrictivas. Está sobre la mesa la posibilidad de retrasar la vuelta a las aulas con el fin de contener los contagios. «La evolución epidemiológica puede hacer cambiar las cosas», responde el departamento de Ana Barceló a El Mundo.

Desde el Colegio de Médicos de Valencia abogan por un confinamiento en el caso de que la situación empeore. «Si apelando a la responsabilidad no hacen caso, nos va a tener que quedar un confinamiento«, declaró la presidenta, Mercedes Hurtado.