La EMT condenada a pagar 61.000 euros a una pasajera

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) pagará más de 61.000 euros a una pasajera de Valencia. Así consta en la resolución del Juzgado de Primera Instancia número 12 de la ciudad. Este considera que la EMT es culpable de la ruptura de cadera de una mujer que viajaba en uno de sus autobuses.

El hecho ocurrió en junio de 2016. La víctima de 77 años accedió al bus y el conductor arrancó de forma brusca. La señora cayó al suelo junto a la máquina de cobro donde no había ningún asidero. Tras el suceso, tuvo que ser operada por una fractura de cadera.

La víctima reclamaba a la EMT 30 días de limitación grave, 310 de limitación moderada, 364 de limitación leve y 1.000 euros por intervención quirúrgica. Finalmente, la EMT pagará una indemnización total de 61.840,83 euros más los intereses legales.

El abogado de la víctima, Juan Carlos Montealegre, ha señalado que «hay pocos antecedentes de jurisprudencia en casos similares, pero nosotros entendemos que cualquier caída dentro del autobús es un hecho de la circulación que debe estar cubierto por los seguros y que la compañía de autobuses debe asumir la responsabilidad de cualquier percance que sufra un viajero«.