Investigadores valencianos consiguen un gran descubrimiento sobre la tuberculosis

Estamos cerca de entrar en una situación de pre-erradicación con menos de 5 casos por 100.000 habitantes

Investigadores valencianos demuestran que la tuberculosis puede transmitirse antes de que aparezcan los primeros síntomas. Esta información es muy valiosa porque ha permitido demostrar, por primera vez, que los contagios se pueden producir incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad. Los trabajos lo ha realizado personal investigador de la Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica de la Comunitat Valenciana (Fisabio) y del Instituto de Biomedicina de Valencia-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IBV-CSIC).

El nuevo método de alta precisión permite determinar el momento en que se transmite Mycobacterium tuberculosis, la bacteria causante de la enfermedad de la tuberculosis. Este detalle es muy importante porque para frenar la transmisión de la enfermedad es crucial identificar el foco de contagio. Si esa identificación es errónea, la cadena de transmisión no se rompe y la enfermedad se sigue dispersando. Esta circunstancia, en opinión del personal experto, avala la necesidad de cambiar a políticas activas de control de la tuberculosis. A día de hoy, cuando una persona tiene síntomas y se le diagnostica tuberculosis, saltan las alarmas y se adoptan medidas de control y profilaxis en su entorno para evitar la propagación de la bacteria.

Las tasas de incidencia han ido cayendo paulatinamente desde los 24 casos por 100.000 habitantes registrados en 1998 y los 17,1 en 2006 a los 6,4 casos por 100.000 habitantes registrados en 2018. Por lo tanto, «estamos cerca de entrar en una situación de pre-erradicación (menos de 5 casos por 100.000)», ha añadido Comas.