Una hucha solidaria busca ayudar a niños con cáncer de La Fe

Juegaterapia quiere transformar las habitaciones de aislamiento del hospital La Fe en estaciones lunares para los niños enfermos de cáncer.

Una farmacia del barrio de Ayora de Valencia ha abierto una hucha solidaria para ayudar a niños con cáncer ingresado en el hospital La Fe. Colaboran con un proyecto de Juegaterapia de transformación de las habitaciones de aislamiento del hospital en estaciones lunares para los niños enfermos de cáncer.

La campaña solidaria está impulsada por la farmacia Arco, proponen a sus clientes que donen 50 céntimos para participar en un sorteo de tres lotes navideños de salud, belleza y nutrición que se realizará el 5 de enero y el establecimiento, de forma automática introduce en la hucha la misma cantidad recaudada. Según explica a Efe la propietaria de la farmacia, Pilar Matutes, cada año por estas fechas hacen un regalo a los clientes pero como todos «tenemos de todo», pensaron en distintas posibilidades y la que más impacto causó fue la de «regalar felicidad» a los propios clientes al facilitarles realizar una microdonación a favor de una buena causa.

«La Navidad es momento para los niños, la familia, y el proyecto de Juegaterapia era para Valencia y nos venía perfecto», relata Matutes, que inició la campaña el 3 de diciembre y hasta ahora lleva recaudados más de mil euros. Los clientes, asegura, se han volcado con esta iniciativa y la acogida «ha sido, no buena, fantástica» en un barrio humilde pero en el que existen clientes que aportan 50 céntimos cada vez que entran a la farmacia, aunque los hay que dan 20 euros, e incluso personas de otras zonas que acuden a propósito con el fin de colaborar. El «regalo navideño» de esta oficina a los niños enfermos de cáncer para que, a través del juego y para que su estancia en las salas de quimioterapia sea lo menos dura y lo más entretenida posible, ha contado recientemente con el apoyo del exfutbolista Santiago Cañizares.

El que fuera jugador del Valencia, Real Madrid y la selección española, entre otros equipos, y que ha vivido en primera persona el problema del cáncer infantil, tuvo conocimiento de este proyecto y acudió junto a un amigo a la farmacia para ofrecer su ayuda para difundir esta iniciativa. En su visita a la farmacia, Cañizares explicó los pormenores de la iniciativa en un vídeo grabado en la misma farmacia que colgó en sus redes sociales y que tuvo una notable repercusión que contribuyó a que las aportaciones se incrementasen a partir de su difusión.

Pilar Matutes ha agradecido la ayuda prestada por Cañizares, que ha sido «muy amable y muy cercano». La hucha permanecerá abierta hasta el próximo 5 de enero, que será cuando se sorteen en la farmacia los tres lotes de productos de salud, belleza y nutrición que acompañan a esta iniciativa solidaria. El dinero recaudado se entregará ese día a la ONG para transformar las habitaciones de aislamiento de La Fe en estaciones lunares decoradas con motivos espaciales y que contará con juguetes robotizados y tabletas electrónicas que hagan más llevadera a los niños su estancia en estas salas, donde en ocasiones pueden permanecer incluso dos semanas.

Los proyectos de Juegaterapia, que se conocen por el lema «La quimio jugando se pasa volando», se han llevado a cabo en su temática de estaciones lunares en el hospital Gregorio Marañón y el Doce de Octubre de Madrid, y ahora está pensado para el hospital La Fe de Valencia, centro de referencia de la Comunitat Valenciana. El éxito de la campaña solidaria, tras superar los temores iniciales a una posible falta de colaboración, ha llevado a la propietaria de la farmacia a pensar en nuevas colaboraciones solidarias como la instalación del sistema del redondeo al alza o «Citicents» en la oficina. Se trata de una iniciativa de unos amigos que estudia si puede implantarlo en el programa informático de la farmacia para el próximo año.