Así nació la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados

Una breve historia del origen de la ofrenda de flores a la Mare de Deu dels Desamparats nos marca sus inicios en 1941 en la que unas Clavariesas depositaron sus ramos en la Basílica.

3541

La Ofrenda es uno de los actos más significativos de la fiesta de las Fallas, pero a pesar de que cada año se vive de manera diferente, cuenta con muchos años de historia y esta ha ido evolucionando a lo largo de los años.

La palabra ofrena en valencià-, procede del latín medieval “offerenda” –ofrenda-, y del latín “offerendus” -“que ha ser ofrecido”-, gerundivo de “offerre”, que significa ofrecer. Su significado es por tanto, ofrecer, en señal de gratitud, un ramillete floral a la Virgen de los Desamparados, de ahí el nombre que recibe el acto: Ofrenda de Flores a la Mare de Déu.

Este acto de agradecimiento, a la patrona de Valencia, tiene origen en la fiesta de las Fallas después de la Guerra Civil española, durante los primeros años de posguerra.

En 1941,unas Clavariesas depositaron en la Basílica, ramos de flores a la Virgen, acompañadas también por unas chicas vestidas de labradoras y cubiertas con mantillas.

El año 1943  la Falla San Vicente – Periodista Azzati Padilla, la fallera mayor de la comisión Doña Paquita Pérez, acudió a la Basílica a llevarle un ramo de flores que la comisión le había regalado a la Geperudeta acompañada de su Comisión y de la banda de música de Massarojos en 1943.

La Ofrenda de 1946 supuso la 1ª vez en la que se iniciaba una convocatoria abierta a todas las comisiones y falleras.

A partir de 1949 la ofrenda con mayor envergadura obliga a los organizadores a realizarla en el exterior de la Basílica, en la fachada del templo, donde se construyen unos bastidores con listones de madera para depositar los ramos de flores.

En 1964 se acuerda que en la Ofrenda, solo se podrá desfilar con trajes regionales y al siguiente año, se acuerdan nuevos itinerarios ya que el desfile se está triplicando llegando a reunir más de veinte mil personas. Nuevas normas para acortar el desfile hacen dividirlo en dos, la tarde del día 17 para los desfiles infantiles y la del 18 para los mayores, el resultado fue todo lo contrario.

En 1970 se incorporan personajes famosos, públicos, autoridades, llegando a desfilar en la Ofrenda infantil más de veinticinco mil niños y en las comisiones mayores mas de treinta mil adultos. Por la magnitud de los desfiles a la Ofrenda, la Junta decide dos itinerarios diferentes en la que uno partirá desde la Glorieta, y el otro desde la Avenida del Oeste uniéndose los dos en la Plaza Zaragoza junto a la Catedral.

Al siguiente año el desfile volvió a llegar hasta la Plaza de la Virgen como siempre. Ya en 1987, José Azpeitia, por encargo de la Junta Central Fallera, confecciona un busto de la Virgen y el Niño Jesús sobre un bastidor de 15 metros de alto sobre el que se van depositando los ramos de flores y formándose con ellas un hermoso y colorido tapiz.Es pues, desde ese momento, la realización de la Ofrenda tal y como la conocemos hasta hoy en día, siendo el cambio más significativo en los últimos años.

Son muchas las anécdotas en la historia de la Ofrenda, como la participación de Carmen Polo de Franco en 1952, esposa de Francisco Franco, el mismo año donde se instala la megafonía; o la del año 1955, donde queda en el recuerdo la imagen de que algunos falleros utilizaron una vespa durante la Ofrenda.También destaca la del 1956, donde por la gran helada que hubo se propuso que las flores fueran de papel.

Ofrenda año 1955

Este año también será recordado por la curiosa anécdota de la participación del Valencia Club de Fútbol, para celebrar los 100 años del club, que mañana a partir de las 15:00 horas, desfilará por la calle San Vicente.

El Valencia C.F desfilará en la ofrenda el día 18 de marzo.