Grafitis
El mural de Rosita Amores en la calle Corregeria.

El barrio del Carmen de Valencia se ha convertido en un auténtico museo al aire libre de arte urbano. Muchos son los grafitis que adornar las paredes y los muros de esta zona de la capital, construyendo una ruta turística para los amantes de este tipo de pinturas. Estos son los 5 mejores grafitis de esa zona de la capital del Túria.

Plaza del Tosal

El grafitero Escif firma la obra que encontramos en la Plaza del Tosal y se trata de un vehículo cayendo desde lo alto de un edificio y un Moisés con barbas de serpiente. El artista es uno de los gafiteros más reconocidos que incluso ha firmado la portada del disco  My favourite faded fantasy de Damien Rice.

El grafiti en la plaza del Tosal.

Carrer de Dalt

Un gato de tres metros de altura con los ojos bien abiertos y ardiendo es el mural que podemos ver en el Carrer de Dalt. Una obra monumental ya que adorna toda la pared de un edificio de varias alturas.

El gato ardiendo es uno de los murales más espectaculares.

Plaza Na Jordana

Otro de los grafitis más surrealistas es el que vemos en la Plaza de Na Jordana. Pura  ciencia ficción obra de Deih que pintó un enorme ojo vigilando a una especie de astronauta en pleno espacio sideral.

El ojo espacial de Deih en la plaza de Na Jordana.

 Calle Pintor Fillol

Se trata del dibujo de una niña con la melena al viento de color fucsia y cierta reminiscencia nipona de Julieta XLF. La pintura está sobre un fondo amarillo y llama mucho la atención desde la distancia por los colores.

La niña de pelo fucsia sobre fondo amarillo es uno de los más llamativos.

Carrer Corregeria

Rosita Amores, la sempiterna vedette del cap i casal es la protagonista de este mural, obra del fotógrafo Luis Montolio y que se encuentra en la calle Corregeria. La pintura mide 54 metros de altura y se ha convertido, gracias a su originalidad, en uno de los puntos más fotografiados del barrio del Carmen.

El mural de Rosita Amores en la calle Corregeria.