móviles

Los teléfonos móviles se han convertido, desde la declaración del Estado de Alarma, en un medio indispensable para todos.

Las videollamadas, los mensajes por Whatssap, las redes sociales, los mensajes o incluso las plataformas online de noticias nos están permitiendo mantenernos en contacto con los demás e informados durante estos días de confinamiento.

Es por ello, que el Gobierno ha decidido utilizar estos dispositivos con la finalidad de poder recopilar datos con fines estadísticos y sanitarios y para conocer si los españoles están cumpliendo adecuadamente las medidas obligatorias de confinamiento.

Esta nueva medida fue aprobada por el Gobierno y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el pasado 28 de marzo.

La geolocalización permitirá conocer si han aumentado o disminuido los desplazamientos

La finalidad de esta medida, es utilizar los datos de los dispositivos móviles de los ciudadanos facilitados por las operadoras móviles.

Estos datos anónimos,  servirán para conseguir mapas de movimiento de la población y así poder prevenir y evitar focos de contagio durante el estado de alarma.

Por tanto, mediante la geolocalización, el gobierno sabrá de primera mano si tras la entrada en vigor del estado de alarma los desplazamientos de los ciudadanos han aumentado o disminuido.

El INE será el máximo responsable del estudio

Tal como aparece publicado en la Orden SND/297/2020 en el BOE, la nueva medida encomienda “a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, siguiendo el modelo emprendido por el Instituto Nacional de Estadística en su estudio de movilidad y a través del cruce de datos de los operadores móviles, de manera agregada y anonimizada, el análisis de la movilidad de las personas en los días previos y durante el confinamiento”.

Un estudio, muy similar, al que fuera llevado a cabo por el Instituto Nacional de Estadística (INE) , pero que en esta ocasión tiene como finalidad principal luchar contra el coronavirus.

El Instituto Nacional de Estadística será el máximo responsable del estudio, mientras que los operadores de comunicaciones electrónicas móviles serán los encargados de llevarlo a cabo.

Los datos recopilados serán anónimos y no podrán ser utilizados por los agentes de tráfico para multar, sin embargo, desde el gobierno recuerdan la necesidad de continuar en casa como medio indispensable para poder combatir esta pandemia.