La Generalitat abre las puertas de nueve palacios con motivo del 9 d’Octubre

Los valencianos podrán visitar sus instalaciones de manera totalmente gratuita hasta la celebración del Día de la Comunitat Valenciana.

Generalitat

La Generalitat quiere que los valencianos conozcan su historia. Por eso, con motivo de la celebración del Día de la Comunidad Valenciana, la Generalitat ha lanzado la propuesta “9 palacios para el 9 de Octubre”, que busca abrir nuestro patrimonio histórico en las calles de la capital para reivindicar nuestra riquísima herencia arquitectónica. La iniciativa consiste en ofrecer entrada gratuita a todos los valencianos a un total de nueve palacios de nuestra ciudad durante el 9 de octubre.

Palacio de la Generalitat

La construcción del palacio de la Generalitat se remonta a 1421 como sede de la Generalitat Valenciana o Diputación del General, organismo encargado de representar al reino ante las Cortes. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931. En su interior destacan el patio, con una escalera gótica valenciana en uno de los lados, las puertas tardogóticas de arcos mixtilíneos, y sobre todo, la Sala Nueva del torreón.

Palacio del Almirante

Con un imponente estilo gótico, este edificio data del siglo XV. A pesar de que fue modificado en el siglo XVIII y rehabilitado completamente en el siglo XX, este palacio conserva muchas de sus características originales, como el patio central o la escalera de acceso a la primera planta. Se dice que el mismo Jaume I entregó el solar sobre el que se levantó la casa al Almirante de Aragón de la época, que es quien da nombre a la construcción.

Patio interior del Palacio del Almirante.

Palau de Borja

En la actualidad sede de las Cortes Valencianas, el Palacio de Borja, también de estilo gótico, fue construido por la familia Borja entre finales del siglo XV y principios del siglo XVI. Con motivo del traslado de la capital de la República en Valencia, el Palacio alojó la sede de la Presidencia del Gobierno y del Ministerio de Guerra durante la Guerra Civil. Como curiosidad resultante, en su sótano todavía podemos encontrar un refugio antiaéreo.

Palacio de la Batllia

Conocido también con el nombre de Palcio de los Jáudenes, actualmente alberga la sede de la Diputación Provincial. El rey Carlos I mandó su construcción en 1554, aunque el edificio que vemos ahora es el resultado de una rehabilitación casi integral en el siglo XIX, puesto que su estructura fue derruida en su práctica totalidad en 1884. Con estilo gótico-renacentista, el Palacio fue nombrado Monumento Artístico Nacional en 1962.

Palau del Marqués de Scala

Situado en la plaza de Manises, junto al Palacio de la Batllia y frente al Palacio de la Generalitat, el actual Palacio responde a la unión de dos edificaciones de distinta época y con accesos o entradas independientes. La más antigua de estas corresponde al siglo XVI, con elementos góticos y renacentistas que se fusionarían en el siglo XVIII con la casa a su derecha, que fue construida en estilo barroco.

Palacio del Marqués de Malferit

Próxima a la calle Caballeros, esta construcción gótica del siglo XV fue residencia del Marqués de Malferit, siendo uno de los edificios de la época mejor conservados. Fue ampliamente rehabilitado tanto a su interior como a su exterior durante el siglo XVIII. También es conocido como el Palacio de los Condes de Brizuela.

Interior del Palacio de los Català de Valeriola.

Palacio de los Català de Valeriola

El Palacio de los Català de Valeriola fue declarado en 1972 Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural en 2007 por la Generalitat Valenciana. El monumento ha sido objeto de diferentes intervenciones a lo largo de los siglos hasta llegar a 2006, año de su última rehabilitación integral. Posteriormente, fue adquirido por la Generalitat y se le dio el uso administrativo que mantiene en la actualidad. El Palacio de los Català de Valeriola se organiza en torno a un patio central, de donde arranca una monumental escalera en ángulo que conduce a las dependencias de la planta noble. Del periodo gótico permanecen la escalera, los arcos y el dintel de uno de los ventanales geminados.

Palacio de los Mercader

El de los Mercaderes es un gran palacio gótico que albergó, desde finales del siglo XIV y hasta el primer tercio del siglo XIX, a los marqueses de Mercader y que, durante los siglos XVI y XVII, ocupaba todo el frente situado entre las actuales calles Landerer y Salinas. Utilizado durante muchos años como centro educativo y cultural, en la actualidad está siendo rehabilitado para sede de la Unión de Cooperativas Agrícolas de Valencia.

Palacio de en Bou

Con una tipología propia de los palacios de fortaleza gótica, este edificio de planta cuadrada recoge las influencias incipientes del renacimiento. Sigue las pautas de los palacios góticos valencianos, consistente en un gran patio descubierto y una escalera de piedra que asciende hasta el piso principal o planta noble. La reciente intervención, llevada a cabo en 1990, permite el reconocimiento de los valores patrimoniales de este inmueble.