Compartir

Paco Garrido, con tan solo 32 años es el frutero más madrugador de España, llega cada día a Mercavalencia a las 03:30 horas, es la tercera generación de fruteros, que acude cada madrugada para comprar producto fresco para empezar la jornada en su puesto en el Mercado Central de Valencia. Tras unos meses utilizando un sistema de registro de matrículas en los Mercas que abren más temprano del país han localizado a Paco Garrido como el que antes llega a los puestos de compra. Este joven de 32 años ha sido distinguido junto al resto sus compañeros, representantes de los 39 establecimientos de venta de fruta en este mercado municipal, “como reconocimiento a su trabajo y esfuerzo diario”. Esta acción se une a otras como los Premios Golden Gold, que distinguen a los mejores fruteros nacionales, con las que VI.P trabaja para impulsar a estos profesionales cuyo trabajo a veces no está del todo reconocido.

Como curiosidad destacar que el Mercado Central de Valencia es el mayor de Europa dedicado a la venta de producto fresco, por ello ha sido el escenario elegido para celebrar la III edición del “Día del Frutero” de toda España, una cita que, coincidiendo con la onomástica de la patrona de estos profesionales, Santa Dorotea. En el último lustro, el consumo de fruta fresca por persona ha ido bajando alarmantemente, acumulando un descenso del 4,3%. Según los datos más recientes del MAPAMA (Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente), en noviembre de 2017 se experimentó un retroceso del 3,3% en la demanda respecto al mismo mes del año anterior.

La Asociación de Productores Hortofrutícolas de Val Venosta ha destacado que de 2011 a 2016, ha bajado un 4,3% la compra de fruta fresca en los hogares. Los españoles dedican el 10% del presupuesto de alimentación y bebidas a estos productos, su consumo per cápita se sitúa en los 99,5 kg por persona y año, siendo Castilla y León, País Vasco y Navarra las comunidades autónomas con mayor consumo. Según los datos más recientes, la encuesta Anual de Comercio del INE (2014), la venta de frutas frescas genera casi 160.000 empleos declarados entre los comercios al por mayor y al por menor, sin tener en cuenta grandes superficies como supermercados o hipermercados, que también disponen de una sección de frutería. Este gigante invisible, no obstante, atraviesa un momento complicado debido al descenso continuado del consumo en los hogares.