Falla del Mercado de Colón en 2018. / Pierrick Trunsard (FLICKR)

Las fallas del 1 al 5 de septiembre tendrán que celebrarse con toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana. Esta medida afecta a 68 municipios, incluye a Valencia capital. Las nuevas restricciones durarán hasta el 6 de septiembre.

La reducción de movilidad durante la madrugada afectará sobre todo a la cremà de los monumentos. Un acto que tendrá que adelantarse, ya que la falla del Ayuntamiento tradicionalmente se quema a la una de la madrugada y la ganadora del primer premio también tendrá que ser antes.

Desde el Ayuntamiento de Valencia están a la espera de reunirse con la Conselleria de Sanitat para concretar cómo serán estas Fallas. Un encuentro que esperan que sea pronto para poder celebrar la semana fallera de la mejor manera posible. Ahora toca ponerse de acuerdo en los protocolos en las visitas a los monumentos, la Ofrenda y los disparos pirotécnicos.