Suspenden la Nit del Foc para evitar aglomeraciones en azoteas
La Ciudad de las Artes iluminada en la Nit del Foc. / lulo jato (Flickr)

El 19 de marzo el cielo de Valencia volverá a iluminarse con el color y la luz de los fuegos artificiales. El Ayuntamiento y la Conselleria de Sanitat han dado luz verde a un espectáculo pirotécnico que servirá como conmemoración de las Fallas.

En el marco de la Comisión Mixta Generalitat-Ayuntamiento, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha presentado la propuesta de PIROVAL de celebrar un castillo de fuegos durante la noche de San José.

La idea consiste en crear un macro espectáculo que se dispare desde diferentes áreas de la ciudad. El acto busca mantener vivo el espíritu fallero y reactivar al sector pirotécnico que está parado y necesita actividad urgente.

Además, para evitar aglomeraciones y concentraciones en la calle, el castillo se disparará tras el toque de queda. De esta manera los valencianos podrán disfrutar del sonido de la pólvora desde los balcones sin poner en riesgo la seguridad ciudadana.

La consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha dado su aprobación al espectáculo. Sin embargo, todavía está pendiente de la autorización administrativa de la Delegación del Gobierno.

RIBÓ PIDE LA APERTURA DE CASALES EN FALLAS

En lo referente a los casales falleros, Ribó ha recordado que este año «no se puede hacer fiestas». Además, ha advertido que el Ayuntamiento «vigilará que sea así porque no está permitido». Aun así, el alcalde le ha insistido a la consellera para que sí permita el acceso a las sedes de las comisiones festeras para «hacer tareas administrativas». Ribó ha señalado que, en estos momentos, «las fallas están en fase de solicitar ayudas económicas. Por tanto, necesitarán acceder a la documentación, las cuentas o los ordenadores».

Respecto al calendario escolar, el alcalde se ha remitido a la reunión que celebrará el jueves el Consejo Escolar de la ciudad. En ella se decidirá si mantiene o aplaza los tres días no lectivos previstos para Fallas (16, 17 y 18). Ribó considera que «respetando siempre los tres días de fiesta se podrían trasladar a otras jornadas más adelante».

«ESTAMOS EN UNA SITUACIÓN MUY COMPLICADA»

Durante, el líder del consistorio municipal se ha mostrado satisfecho con la evolución de la pandemia. «La situación de la COVID-19 en la ciudad es claramente mejor que en los últimos 15 días», ha explicado.

A pesar de ello, el alcalde ha hecho un llamamiento a la ciudadanía. «Estamos en una situación muy complicada puesto que existe el peligro evidente de que una relajación de las normas nos lleve a una cuarta ola, que sería lo más negativo».

Por ese motivo, Ribó ha pedido a la consellera una «desescalada muy paulatina en la ciudad de Valencia». «Entendemos que esto beneficiará, en primer lugar, a la sanidad, a la seguridad sanitaria de las personas y, en segundo lugar, también beneficiará la economía».

Desde el Ayuntamiento también han puesto a disposición del Consell todos los espacios municipales necesarios para la vacunación masiva. No obstante, Ribó ha solicitado a Barceló que concrete «qué tipo de local necesitará». Además, ha reiterado que «la vacuna es determinante para acabar con la pandemia».