La extrabajadora de la EMT declara ser víctima de una estafa

El abogado de la EMT reclamará al banco las grabaciones de las llamadas realizadas entre el personal de la empresa de transporte y CaixaBank

EMT
La empleada de la EMT Celia Zafra a su llegada a la ciudad de la justicia de Valencia,. EFE/ Biel Aliño

La trabajadora despedida de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), Celia Zafra, ha declarado hoy en el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia ser también víctima de una estafa en relación al fraude de los 4 millones de euros.

Según la exresponsable del área de Administración de la EMT ella cumplió a rajatabla un falso acuerdo de confidencialidad y asegura que no recuerda haber enviado documentos en los que estuviesen las firmas del gerente y del responsable de gestión de la EMT, dos firmas imprescindibles para proceder a las transferencias con las que se estafó a la entidad.

La extrabajadora es la única investigada por el momento aunque el jueves será un responsable de CaixaBank el que declarará ante el juez con el objetivo de esclarecer los protocolos aplicados por la entidad durante las transferencias bancarias en las que se produjo la estafa con el envío de dinero a una cuenta de Hong Kong.

Además, durante la declaración de hoy, el abogado representante de la EMT ha anunciado que pedirá al juez la ampliación de la instrucción con el objetivo de reclamar al banco las grabaciones de las llamadas realizadas entre el personal de la empresa de transporte y CaixaBank.