Empresarios valencianos acampan y se encadenan ante las puertas de la Generalitat
Empresarios del ocio nocturno encadenados en la acampada de la plaza de Manises.

Pymes del ocio nocturno de toda la Comunitat Valenciana continúan con la acampada de protesta ante el Consell. Esta mañana decenas de manifestantes han regresado a las puertas de la Generalitat con cadenas y esposas. El objetivo ha sido mostrar el encadenamiento al que están sometidos a causa de la crisis del coronavirus.

Los empresarios se han atado a las tiendas de campaña y han denunciado la condena que viven con el cierre del sector. Los manifestantes abogan por un plan de rescate económico real que garantice su supervivencia. Además, piden un plan de desescalada que alcance al ocio nocturno para recuperar su actividad y normalidad.

Entre las medidas de dicho plan, han solicitado alargar el horario de cierre de la restauración hasta el toque de queda (22 horas) y ampliar los aforos de los locales. La petición formal se verbalizó este martes en la Mesa de la Hostelería con la Conselleria de Sanitat. Sin embargo, no será hasta la Interdepartamental del jueves cuando se tome una decisión definitiva. De dar luz verde a la medida, ésta no se aplicaría hasta el próximo lunes 26 de abril, una vez finalice el actual decreto de restricciones.

DOS ACAMPADAS PARALELAS

Las acciones de hoy se emplazan dentro del movimiento #13A por los 13 meses de restricciones y limitación de ingresos. Éste empezó el pasado martes 13 de abril con 13 tiendas y 13 horas de duración cada día.

La Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) es la responsable de la protesta. La finalidad es continuar hasta que el Consell les atienda y presente un plan de rescate y desescalada.

Durante las últimas jornadas, la protesta también ha realizado parada en Alicante y ante la Conselleria de Sanitat. Además, CEOH ha anunciado que el jueves habrá dos acampadas paralelas en Valencia y Castellón. Los empresarios valencianos se darán cita en el Palau de la Generalitat mientras los castellonenses lo harán en la Plaza Mayor.