Esto es lo que pasará si se repiten los resultados del 28-A

Una abstención por parte de los populares sería necesaria para la formación del Ejecutivo de Sánchez aunque gobernarían sin la mayoría parlamentaria

elecciones
Resultados del último barómetro del CIS para las elecciones del 10-N en la Comunitat Valenciana.

La posibilidad de que hoy se repitan unos resultados similares a la jornada del 28-A existe y no es descabellado preguntarse qué pasará a partir de entonces para gobernar España. Los partidos son conscientes del malestar ciudadano existente por el hecho de convocar unos nuevos comicios por lo que todo apunta a que no habrá una tercera cita con las urnas el próximo 2020 y se llegará a un consenso entre los candidatos.

En el caso de cumplirse lo estipulado por las encuestas, el PSOE sería de nuevo el ganador de la jornada aunque sin obtener una mayoría absoluta. Por ello, el partido liderado por Pedro Sánchez tendría el privilegio de ser la primera opción a la hora de formar gobierno.

El problema aquí reside en qué sucederá si el bloque de izquierdas no alcanza dicha mayoría, opción que ocurrirá según las encuestas, y es aquí donde entra en juego la derecha y es que debería darse una abstención por parte del Partido Popular para que Sánchez pudiese gobernar aunque después de esto necesitarían llegar a acuerdos puntuales para la aprobación de leyes.

Sin embargo, no hay que olvidar el famoso «no es no» de Sánchez a Rajoy con una situación que le llevó a dejar el Partido Socialista en 2016, hito que podría suponer una negativa por parte de Pablo Casado para darle la presidencia al líder del PSOE.

Una vez concluyan las elecciones de hoy, el próximo 3 de diciembre tanto el Congreso de los Diputados como el Senado celebrarán sus sesiones extraordinarias para la constitución de ambas Cámaras y producirse así la toma de posesión del personal electo.

A partir de entonces el rey Felipe VI tendrá que abrir una ronda de consultas con los portavoces parlamentarios con el objetivo de determinar qué candidato podrá optar a la investidura. Para ganarla y ser investido presidente del Gobierno este deberá obtener la mayoría absoluta del Congreso (176 diputados) en una primera ronda de votaciones que volverá a celebrarse con una segunda y última sesión 48 horas después en el que se puede investir siempre que haya más votos a favor que en contra.