Dos fármacos consiguen transformar células cancerosas en grasa sana

A partir de ahora se abre el camino a experimentar para luchar contra tumores diferentes al cáncer de mama.

389
Investigación en La Fe

Un estudio de la Universidad de Basilea, en Suiza, demuestra que la combinación de dos fármacos, Rosiglitazone y Trametinib, transforma las células de cáncer de mama en ratones en células de grasa sana. La revista “Cancer Cell” ha publicado los resultados de la investigación. Además los medicamentos consiguieron detener la extensión del tumor impidiendo la metástasis en el cuerpo de los ratones.

Una célula cancerosa cambia la programación genética, lo que hace que se reproduzca más rápido y generen un tumor primario, posteriormente, tumores secundarios, la metástasis, que produce la mayoría de las muertes por cáncer. Esta investigación ha conseguido dar la vuelta a este problema. Los científicos han visto con sus aparatos como las células cancerosas agresivas han ido abandonado el tumor primario e invadieron el tejido circundante. Estas células, que muy probablemente se habían sometido a los dos medicamentos, se convirtieron fácilmente en células grasas, mientras que las células cancerosas restantes dentro del tumor ya no podían extenderse tan fácilmente.

A partir de ahora se abre el camino a experimentar para luchar contra otro tipo de tumores. Los investigadores afirman que los fármacos utilizados son muy caros, esperan que el descubrimiento de esta investigación facilite a los investigadores el acceso a estos fármacos.