Uno de los días más esperados de las vacaciones de Pascua es el día de la mona. En la Comunitat Valenciana, cientos de niños y niñas disfrutan del último día de vacaciones de Semana Santa. Aunque estas vacaciones hayan sido diferentes por la crisis del coronavirus, no hay excusa para no celebrar este día.

Además, la Comunitat no es el único lugar donde se celebra este día tan dulce. En algunas comunidades como Cataluña, Aragón, Castilla-La Mancha o Murcia también se comen la mona el lunes de Pascua.

Pero, ¿qué se celebra y por qué cae en lunes? Todos los años, el día de la mona de Pascua tiene lugar después del domingo de Resurrección de la Semana Santa. La versión más extendida es la cristiana. Según esta, marca el fin de la austeridad que impone la Cuaresma y, por tanto, acaba la abstinencia de la Semana Santa. Este año, el día de la mona cae el lunes 12 de abril.

Cabe recordar que, para los cristianos, hay restricciones alimentarias durante este periodo, como no comer carne. Además, entre los cristianos se extendió la costumbre de bendecir todos los huevos recogidos desde el miércoles de ceniza y repartirlos el lunes de Pascua.

No obstante, también hay otras teorías. Algunos creen que la palabra «mona» proviene del término árabe «munna», que significa «provisión de la boca». Otros apuntan al término griego «munus», que significa regalo, donde se pintaba de colores.

La celebración actual

A día de hoy, la mona se prepara de una manera según dónde se celebre. En la Comunitat existen algunas variedades, pero la que más se consume durante el año es un panquemado, toña o fogaseta.

Sin embargo, en la Pascua se le añade uno o varios huevos con la cáscara pintada. Además, en los últimos años se ha incrementado la tendencia de poner huevos de chocolate. Lo que sí que no puede faltar son los anisetes de colores, que le dan un toque pintoresco al dulce. Y no solo eso, las diferentes formas de la mona -como las de animales como la serpiente- hacen más divertido esta tradición.

Monas de Pascua del Horno de San Antonio

El día de la mona sirve para pasar un día en la naturaleza con amigos y familia. Aunque en algunos lugares se ha perdido, en la terreta continúan haciéndose excursiones al campo y a la playa para comerse la mona. Así, también se puede disfrutar volando la cometa. Antes se cantaba y se bailaba en estas excursiones, y aún hay familias que siguen celebrando este día igual que lo hacían sus abuelos y abuelas.