El bloque de derechas se impone en la Comunitat Valenciana

Partido Popular, Vox y Ciudadanos suman 17 escaños frente a los 15 que consiguen el bloque progresista formado por PSOE, Unidas Podemos y Més Compromís

GRAFCVA9522. VALENCIA, 10/11/2019.-La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, valora los resultados tras la jornada electoral del 10N.EFE/ Ana Escobar

La lectura de las elecciones generales del 10N en clave autonómica nos deja una victoria del bloque de la derecha frente al de la izquierda. Las fuerzas progresistas suman 15 escaños, uno menos que en las elecciones de abril, tras perder Unidas Podemos un diputado. Por su parte el bloque de derechas suma 17 escaños, gracias a la subida de un diputado por parte del Partido Popular que logra 8.

Al igual que ha sucedido a nivel nacional Vox ha pasado a convertirse en la tercera fuerza política con 7 escaño, logra 4 más que en abril. Con estos datos el partido de Santiago Abascal pasa de ser la quinta a la tercera fuerza de la Comunitat Valenciana, y se sitúa además como el segundo partido del bloque conservador, tras el descalabro de Ciudadanos.

Ciudadanos también es el máximo perdedor de los comicios en clave autonómica al quedarse solo con 2 escaños y perder 4, los mismos que ha crecido Vox en estos siete meses. En esta repetición electoral el partido de Albert Rivera pierde la condición de tercera fuerza a la que ascendió hace seis meses y cae a la quinta posición.

Tal y como ocurrió en abril el PSOE ha vuelto a ser la fuerza hegemónica en la Comunitat y reedita sus 10 escaños; el PP se consolida como segunda fuerza y logra 8 escaños tras ganar uno. Por su parte Més Compromís revalida el único escaño conseguido en los anteriores comicios.

Datos por partidos

Los socialistas de Ximo Puig, que hace seis meses se posicionaron como primera fuerza en la Comunitat después de tres décadas, han revalidado la victoria con unas listas que han vuelto a encabezar los ministros José Luis Ábalos en Valencia y Pedro Duque en Alicante, y reeditan el número de escaños (10) y el porcentaje de apoyos, el 27’6 %.

El Partido Popular consolida en estos comicios la segunda posición a la que pasó hace seis meses, cuando perdió la hegemonía electoral que tenía desde 1993, y además mejora sus resultados, pues gana un escaño (por la provincia de Alicante) y crece cuatro puntos con respecto a abril, hasta el 23 %.

Vox, en sus segundas elecciones generales, mejora sus resultados al pasar de tres escaños a siete (gana uno en Valencia y dos en Alicante, y consigue uno de Castellón, donde no tenía representación) y crecer seis puntos en porcentaje de apoyo, hasta el 18’4 %.

Ciudadanos pierde cuatro escaños (dos por Valencia, uno por Alicante y el único que tenía en Castellón) y pasar de seis a dos diputados, y caer diez puntos en porcentaje de apoyo, del 17’98 % al 7’72 %.

Unides Podem experimenta un ligero retroceso al pasar de los cinco diputados que consiguió hace seis meses a cuatro (tras perder uno por Alicante) y bajar un punto de apoyos, hasta el 13’36 %, pero se mantiene como la cuarta fuerza de la Comunitat Valenciana y la segunda del bloque progresista.

Compromís, que en las elecciones de abril concurrió en solitario y obtuvo un único escaño, el de Joan Baldoví, ahora en alianza con el partido de Íñigo Errejón reedita ese único escaño tras obtener un porcentaje de apoyo bastante similar a hace seis meses, el 6’88 %.

Con estos resultados, el partido de Mónica Oltra vuelve a quedar en la sexta posición en la que se situó el 28 de abril, y dentro del bloque progresista se mantiene como tercera fuerza, por detrás de sus socios en el Botànic, Unides Podem.