Denuncian temperaturas de 30º en el interior de un centro de salud de Valencia
Entrada principal del centro de salud de la calle Trafalgar (Valencia).

El verano ha arrancado con fuerza en Valencia pero en algunos sitios más que en otros. El centro de salud de la calle Trafalgar vive un infierno real. Trabajadores y usuarios padecen altas temperaturas que rondan los 30 grados por un fallo de la climatización.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado la situación. El sindicato ha pedido por escrito a la Gerencia del departamento de salud Clínico-Malvarrosa la urgente reparación de la refrigeración del espacio. Recuerdan que la normativa en prevención marca que las zonas de trabajo deben estar a un máximo de 27 grados.

CSIF lamenta que, a pesar de los partes de incidencia y las quejas reiteradas de los trabajadores, el problema no haya sido solucionado. Advierten del perjuicio que causa en las consultas tanto para enfermos como para trabajadores. En este centro de salud hay un total de 14 médicos de familia y 5 pediatras. A cada uno de ellos hay adscritos alrededor de 1.600 vecinos por lo que cada día transitan por el recinto cientos de pacientes y más con la pandemia.

HONGOS Y GOTERAS EN EL CENTRO DE SALUD

Según el escrito, los trabajadores están tratando de paliar la situación pero con medidas «insuficientes». «Las elevadas temperaturas se intentan mejorar dejando la puerta de la consulta abierta o mediante la utilización de ventiladores que los propios trabajadores instalan», explican.

CSIF señala que a las elevadas temperaturas se suman las goteras por la condensación o los hongos que genera la humedad. Por ello, solicitan unas actuaciones «urgentes» y «necesarias». El objetivo es poner en funcionamiento el sistema de aire acondicionado y terminar con las deficiencias actuales. Con ello buscan una mejora en la calidad asistencial y en las condiciones de trabajo.