Una ciclogénesis se sumará a la DANA, lo que aumenta la posibilidad de tormentas fuertes

AEMET fija en más del 80 % el grado de probabilidad de lluvias muy fuertes y persistentes

DANA

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha declarado la preemergencia por lluvias nivel naranja en el litoral norte de Alicante y mantiene esa misma alerta en toda la provincia de Castellón, ya que se esperan precipitaciones acumuladas en doce horas de hasta 100 litros por metro cuadrado.

El aviso especial por fenómenos adversos incluye una importante novedad con respecto al temporal, na ciclogéneses (no explosiva) se sumará a la DANA, lo que aumenta la posibilidad de tormentas fuertes. AEMET fija en más del 80 % el grado de probabilidad de este fenómenos de lluvias muy fuertes y persistentes.

En el resto de la Comunitat Valenciana se mantiene la alerta amarilla por precipitaciones acumuladas de 60 litros por metro cuadrados en doce horas y 20 l/m2 en una hora, y por fenómenos costeros.

En el norte de la provincia de Alicante la alerta naranja concluirá a las 15:00 horas de este martes, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que indica que en la provincia de Castellón se prevé que esta alerta termine a las 00:00 horas del miércoles.

La provincia de Castellón también se encuentra en alerta amarilla por fuertes vientos del noroeste que podrían alcanzar rachas máximas de 80 kilómetros por hora y por fenómenos costeros, con viento del norte fuerza 7 y olas de 2 a 3 metros

El resto de la Comunitat Valenciana estará este martes en alerta amarilla hasta las 15:00 horas, según informa Aemet.

 

También habrá que tener en cuenta el temporal marítimo entre la fachada mediterránea peninsular y Baleares, alcanzando el viento fuerte y fuerte oleaje a los litorales y zonas costeras, sobre todo a lo largo del martes.

Pequeñas variaciones en la ubicación de los distintos centros de baja presión que se irán formando en el proceso de ciclogénesis harán variar los flujos de viento de niveles bajos lo que podría desplazar de forma significativa las zonas de máxima precipitación.

El jueves 24 es probable que la dana aún permanezca en el área mediterránea, persistiendo la inestabilidad en la zona mediterránea así como en el Cantábrico oriental, aunque con tendencia a disminuir.