El nuevo carril bici de más de 1.000 metros que conectará Valencia con un municipio

El grupo sanitario Ribera advierte de la importante incidencia de esta nueva ola del Covid que provoca fiebre de más de 38ºC los dos o tres primeros días, más casos de pérdida de olfato y gusto, inflamación de garganta y dolor de oídos.

El doctor Antonio Valdivia, jefe de Medicina Preventiva del grupo sanitario Ribera en el Hospital de Denia, asegura que, en general, los síntomas son similares a los de muchos cuadros gripales, aunque «en las últimas semanas estamos volviendo a ver aproximadamente un 10% de pacientes que pierden el olfato y el gusto, con tendencia a presentar mayor inflamación de garganta y dolor de oídos». Por lo demás, añade, «el comportamiento del virus es similar a la sexta ola».

Coincide con él el jefe de Medicina Preventiva del Hospital Universitario del Vinalopó, el doctor José Antonio Delgado. «El cuadro clínico es similar a las variantes que han circulado anteriormente, pero con la diferencia de que han disminuido de forma considerable los casos graves de la enfermedad», asegura.

CAUSAS DE LA SÉPTIMA OLA DE COVID

Sobre las causas de esta séptima ola del Covid, que ya está haciendo notar en los hospitales y centros de Atención Primaria, por el destacado aumento de casos y un considerable aumento de ingresos, el doctor Valdivia asegura que «las nuevas variantes tienen una alta capacidad de escape, tanto a los anticuerpos generados con la vacunación como a los generados con las cepas no Omicron e incluso Omicron-1″.

En base a los casos vistos, el especialista del grupo Ribera asegura que «actualmente cabe esperar que la mayoría de los casos estén causados por Omicron-2, con presencia creciente de cepas posteriores a ésta con aún mayor capacidad de escape».

El doctor Delgado explica que los dos linajes predominantes en esta ola «presentan mutaciones que se relacionan con la evasión parcial a la inmunidad humoral, por lo tanto pueden pasar la enfermedad las personas que tienen una infección previa de COVID-19 así como aquellas que han sido vacunadas», aunque matiza «las vacunas continúan ofreciendo una protección sustancial contra las formas graves de la enfermedad».

RECOMENDACIONES ANTE EL AUMENTO DE CONTAGIOS

Ambos especialistas recomiendan que los ciudadanos reciban la pauta completa de vacunación. El doctor Delgado asegura que «la mayoría de los casos leves se auto diagnostican con test adquiridos en las oficinas de farmacia o mediante vínculo epidemiológico».

«Los cuadros más graves aparecen en pacientes no vacunados: tienen más fiebre, la duración de los síntomas agudos es más larga y, en general, tienen más riesgo de acabar en Urgencias para una valoración presencial de los síntomas», explica el doctor Valdivia.

«En el caso de la población general que ha recibido todas las vacunas, los casos son, en su mayoría leves, aunque se observa un incremento de ingresos sobre todo pacientes con la vacunación incompleta, mayores o con patologías de alto riesgo, como trasplantados, personas que reciben quimioterapia o tratamientos inmunodepresores, fibrosis quística, síndrome de Down mayores de 40 años, que dificultan la respuesta efectiva a la vacunación», añade.

Los especialistas en Medicina Preventiva del grupo Ribera aseguran que investigadores y organizaciones sanitarias están de acuerdo ya en que será necesaria una cuarta dosis. «Falta únicamente determinar las fechas y el orden de prioridad para la administración pero, por la información que procede de otros países europeos, cabe esperar el inicio de la campaña de vacunación poblacional de esta cuarta dosis se lleve a cabo en octubre o noviembre, coincidiendo con la campaña de vacunación antigripal», explican.

Recuerdan ambos, además, que es importante administrar la tercera dosis en los casos en los que se han recibido dos y luego se haya sufrido la infección. En concreto, a partir de los cinco meses es cuando está indicado.