Bicicleta
Compartir

La consellera de Administraciones Públicas, Gabriela Bravo, ha presentado en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda en Les Corts el proyecto de Presupuestos de su departamento para el año que viene. Las cuentas de la Conselleria de Justicia se incrementan en un 15% hasta alcanzar los 364,6 millones de euros, es decir, 52 millones de euros más que el año anterior. Incluye la convocatoria de 4.000 puestos para las ofertas de empleo público de 2017 y 2018.

La consellera también ha explicado que antes de que acabe este 2018, se iniciarán las obras de adecuación del edificio de la calle Historiador Chabás de València, donde se ubicará, provisionalmente, la sede del Tribunal Superior de Justicia, y en 2019 “pondremos en marcha la licitación y adjudicación de los proyectos y dirección de obra de las sedes judiciales de Torrent, Gandia, Xàtiva y Ontinyent”. En innovación tecnológica dedicarán 20 millones de euros en los próximos tres años tanto para implantar el programa Avantius de gestión procesal como para renovar todo el sistema de grabación de vistas en los juzgados valencianos” ha asegurado la consellera. Gabriela Bravo ha anunciado que el presupuesto contempla para el año que viene una inversión de 21 millones de euros para construir, ampliar, reformar o mejorar las sedes judiciales de la Comunitat Valenciana.

También se experimenta un aumento la partida destinada a la Justicia gratuita, tanto a través del Consejo Valenciano de Colegios de Abogados como del Consejo Valenciano de Colegios de Procuradores y que asciende a 45 millones de euros, un 16,85% más. Respecto a las inversiones en el parque judicial, Bravo ha recordado que el Plan Integral de Infaestructuras contempla no solo la restauración y ampliación de numerosas sedes judiciales, sino también la construcción de nuevos edificios allí donde se requieran y las partidas previstas para este fin alcanzan los 30 millones de euros que suponen un aumento del 36 por ciento.