La ampliación de la V-30 crea rechazo entre los municipios de l’Horta Sud

Los alcaldes de Silla y Sedaví señalan los problemas que comporta el anteproyecto presentado por Fomento

Los municipios de l’Horta Sud miran de reojo la ampliación de la V-30 según el anteproyecto elaborado por el Ministerio de Fomento. Una intervención de 145 millones de euros que, según critican, no tiene en cuenta la idiosincrasia de las poblaciones afectadas.

En Silla el problema de las inundaciones que se producen en la carretera se resuelve con la creación de un paso elevado que, desde el consistorio, rechazan sin paliativos.

La principal preocupación para Sedaví es la conexión con la V-31, que también depende del proyecto. Una reforma que según los técnicos municipales generaría un mayor tráfico dentro de la localidad.

El proyecto de ampliación de la V-30 ha recibido un total de 36 alegaciones que incluyen el incremento de carriles,  la inclusión de un carril para autobuses o que permita la presencia de bicis.

Uber arranca motores en Valencia