La vicealcaldesa de Valencia y la concejala de Desarrollo Económico presentan a los agentes económicos de la ciudad medidas para hacer frente a la crisis del Coronavirus.

Sandra Gómez ha enunciado que las actuaciones están dirigidas a “hacer frente a una situación excepcional en la que las personas autónomas, las pequeñas y medianas empresas y trabajadores necesitan que la administración tome la iniciativa”.

De esta manera, las medidas que proponen son, en primer lugar, “incrementar y reorientar las líneas existentes de Desarrollo Económico hacia un plan de estimulo y ayuda a los sectores afectados. (1M + incremento)”

También, ha indicado Gómez “Destinar los recursos del Fondo de Cooperación Municipal a inversiones con el objetivo de reactivar los sectores productivos”. Una cantidad que la vicealcaldesa ha situado en “alrededor de 2 millones de euros”.

En tercer lugar, ha anunciado que se va a crear “la Oficina RE-ACTIVA VALÈNCIA contra los efectos del COVID-19”. Al respecto, la concejala de Desarrollo Económico ha precisado que en “colaboración con la CEV, el ayuntamiento habilitará desde València Activa un servicio de coordinación y ayuda a las empresas de la ciudad para acogerse a las líneas de crédito y capital del IVF y del ICO”.

Bernabé ha precisado que junto al servicio de hacienda “se habilitará un espacio de asesoramiento para informar sobre las bonificaciones, aplazamientos y fraccionamientos de obligaciones tributarias propias y de otras administraciones, así como de las bonificaciones de la seguridad social aprobadas por el Gobierno de España”.

Del mismo modo, ha explicado que se realizará “un acompañamiento en la consecución de ayudas e implementación del teletrabajo en la ciudad de València”.