Valencia registra un nuevo brote de coronavirus que afecta a una familia
Un grupo de personas cruza la calle Colón de Valencia en la Fase 1. / FOTO: NACHO DOCE (REUTERS).

La presencia del coronavirus «se ha extendido a toda la ciudad». Así lo ha indicado hoy el alcalde de Valencia, Joan Ribó, durante la sesión plenaria. En ella se han proporcionado nuevos datos de los análisis de las aguas residuales de Valencia. Estos han mostrado la expansión de la pandemia en la capital del Turia.

El estudio realizado por el Ciclo Integral del Agua ha indicado que el virus ya está en casi toda Valencia. «Hace 15 días los datos se concentraban en tres o cuatro barrios. La semana pasada ya se extendieron a una zona muy amplia. En estos momentos los datos puede que no den el mismo grado de intensidad, pero sí nos dicen que se ha extendido prácticamente a toda Valencia«, ha declarado Ribó.

El alcalde ha vuelto a recalcar la existencia de una correlación entre la presencia del virus en las aguas fecales con el aumento de contagios. Por ello, ha asegurado que es «motivo de preocupación».

No obstante, parece que la incidencia del virus es inferior a la última semana y ha caído un 95%. A pesar de ello, en los estudios que se han presentado hasta ahora se ha declarado la presencia de COVID-19 en 20 de los 24 distritos de Valencia.

LOS BARRIOS MÁS PERJUDICADOS

Hace una semana ya se anunció que los barrios de Benimaclet, Jesús, la Saïdia, Mestalla, Patraix y la zona colindante de Campanar y Benicalap eran los más afectados. Este hecho obligó a intensificar los controles policiales para garantizar el uso de mascarillas entre vecinos. Ahora se ha conocido que dicho control ha funcionado y ha hecho que mejore la situación.

La concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, ha señalado que las medidas preventivas y de concienciación funcionan. Además, ha anunciado que ha habido una mejora de la presencia del coronavirus en las aguas residuales aunque se haya extendido.

«Seguimos detectando restos de coronavirus en toda la ciudad pero la cantidad detectada ha descendido considerablemente. Especialmente significativo es el descenso en los barrios que considerábamos prioritarios y que consolidan esa tendencia descendente».

Ahora son tres los distritos que más preocupan: Benicalap, Rascanya y Pla del Real. Según han asegurado desde el Ayuntamiento de Valencia, en todos ellos se intensificará la vigilancia policial. El objetivo es que se garantice el correcto uso de la mascarilla y se cumpla con el distanciamiento social para frenar la pandemia.