El Consell elimina las restricciones de la pandemia salvo dos excepciones
Un ciclista se para junto a una terraza en Valencia. / LA MARINA

La recta final de la desescalada ya está aquí. La Comunitat Valenciana arranca hoy la cuenta atrás para despedir el último decreto que regula las medidas de la pandemia. Este viernes a las 23:59 horas finalizarán las actuales medidas contra el coronavirus comenzando una «normalidad mejorada».

Esta tarde el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha presidido la reunión interdepartamental para la prevención y actuación ante la COVID-19. En ella ha anunciado todas las restricciones que decaerán el 9 d’Octubre, Día de la Comunitat Valenciana.

Será en la medianoche del viernes cuando termine el actual decreto de medidas contra el coronavirus. A partir de entonces se activará la nueva resolución cuya vigencia se extenderá hasta una fecha que deberá concretar el Consell. A partir de dicho momento, Puig ha confesado que esperan que sea «el alzamiento definitivo de todas las restricciones en la Comunitat Valenciana».

ELIMINACIÓN DE LAS RESTRICCIONES 

«El sábado 9 de octubre, una fecha fundamental, iniciamos una nueva etapa. El día del nacimiento de nuestro pueblo quiere ser una cita fundamental en el renacimiento de la Comunitat Valenciana», ha avanzado Puig.

«La apertura segura que iniciamos hace un mes ha ido bien», ha matizado el president. Este ha declarado que todos los indicadores sanitarios han descendido y por tanto puede darse un paso hacia la «normalidad mejorada».

«Hoy hemos decidido dejar sin efecto la inmensa mayoría de restricciones que habían», ha avanzado. Entre las más destacadas destaca la eliminación de aforos en todos los ámbitos: hostelería, ocio nocturno y ámbito deportivo. Además, termina el límite horario en pubs y discotecas pudiendo cerrar según lo marcado por su normativa. Por tanto, aquellos con permiso de apertura más allá de las 05:00 horas lo tendrán permitido.

Sólo se mantendrán dos prohibiciones. Por un lado, el uso de la mascarilla seguirá siendo obligatorio en espacios cerrados. También deberá usarse al aire libre siempre que no se pueda garantizar la distancia de seguridad. La segunda restricción afectará a los fumadores. Estos tendrán prohibido fumar en la vía pública si no se puede mantener una distancia interpersonal de dos metros.