Compromís y PSPV siguen negociando el acuerdo sobre nombres y concejalías del Ayuntamiento

El Partido Socialista asegura que más allá del programa se ha empezado a analizar cómo se estructurará el nuevo gobierno de coalición

Joan Ribó conversa con Ximo Puig y Sandra Gómez en la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Valencia. EFE/Kai Försterling.

Las comisiones negociadoras de Compromís y del PSPV-PSOE continúan avanzando en la configuración del programa de gobierno que será la base del acuerdo para formar un gobierno de coalición, estable y de progreso para València.

En un comunicado oficial el partido socialista asegura que más allá del programa (el “qué”), en la reunión de ayer ya se empezó a analizar la manera de como se estructurará (el “cómo”), sobre la base de un gobierno de coalición.

De esta manera, en la jornada de este miércoles está previsto que las comisiones negociadoras de ambas formaciones, retomen los trabajos para acercar las posturas y seguir avanzando.

El alcalde, Joan Ribó, afirmó ayer que el objetivo es presentar el nuevo equipo de gobierno antes de que acabe el mes. La principal dificultad de las negociaciones pasa por ponerse de acuerdo en el esquema que tendrán las tenencias de alcaldía. Y es que de los 17 concejales del gobierno, sólo puede haber 12 como máximo en la junta de gobierno, es decir, el alcalde y once ediles.

Falta también por decidir si recuperan o no la figura de la vicealcaldía o si se innova en la estructura administrativa.

Los concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia a su llegada al pleno de constitución del consistorio.

El PP insta a Ribó y a Gómez a «ponerse a trabajar ya por los valencianos»

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha instado a Joan Ribó y a Sandra Gómez a «ponerse a trabajar ya», porque la ciudad «no puede estar paralizada a la espera de cómo queda el reparto de sillones».

Para Catalá, «no puede ser que la tercera capital de España esté paralizada por esos bailes de sillones y esos pactos de desconfianza que están protagonizando Compromís y el PSPV», por lo que el PP ya trabaja para afrontar problemas de la ciudad «como el paro, la pobreza o la paralización de la actividad económica por el bloqueo de licencias».

La portavoz popular ha apostado por aplicar un plan de choque contra la pobreza infantil y también un plan de choque de agilización de la tramitación burocrática administrativa del Ayuntamiento, que tiene «un colapso muy importante» que se va a mantener hasta que haya nuevo Gobierno local.

«La gestación del nuevo equipo de gobierno no puede alargarse más; los valencianos siguen sin respuestas a los graves problemas que padece la ciudad y los vecinos se merecen gobernantes serios y responsables, y no políticos que solo se preocupen de cómo queda el reparto de poder para contentar a sus fuerzas políticas», ha señalado.