Así son los nuevos coches patrulla que chequearán 400 matrículas por minuto en Valencia

En estas oficinas móviles la Policía Nacional podrá llevar a cabo trámites que sólo podían realizar en puestos fijos y detectar con mayor facilidad coches robados

(EFE).- Dotados con tres cámaras, con sistema de lectura automática de documentación y capaces de chequear hasta 400 matrículas al minuto para detectar coches robados son algunas de las prestaciones de los nuevos coches de la Policía Nacional que comenzarán a patrullar las calles convertidos en comisarías móviles.

De momento, la flota de estos nuevos coches patrulla inteligentes y ecológicos (Toyota Prius+) está integrada por diez coches que en los próximas días se desplegarán en labores de seguridad ciudadana por Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Málaga, Palma de Mallorca y Vigo, aunque en 2020 serán otros 152, lo que supone cerca del 10 por ciento del total del parque automovilístico de los conocidos como vehículos Zeta de la Policía.

Oficinas policiales móviles al servicio del ciudadano

Los nuevos coches radiopatrullas están dotados de tecnologías que permiten la interoperabilidad entre ellos, con otros cuerpos policiales y con las bases policiales, lo que los convierte en oficinas móviles en las que los agentes pueden llevar a cabo trámites que, hasta ahora, solamente podían realizarlas en puestos fijos. Por ejemplo, dispondrán de lector de huellas conectados al SAID que permitirá la identificación in situ de personas.

Todo el sistema de captación de imágenes y sonido de los iZ está indubitado para garantizar la cadena custodia, admitiéndose como prueba en el caso de ser necesario, y proteger los derechos y las libertades de los ciudadanos. Además el habitáculo para detenidos cumple toda la legislación relativa a Derechos Humanos.

coches
El nuevo coche de la Policía Nacional.

Consola central que permite el control de todas las funciones del iZ

La consola central del vehículo dispone de una pantalla táctil de 10 pulgadas que permite el control de todas sus funciones adicionales. Los agentes podrán realizar consultas de información manuales –mediante la propia pantalla táctil o a través de un teclado externo- o automáticas –mediante los lectores de documentos o de huellas-.

El nuevo iZ cuenta con un sistema OCR de reconocimiento de matrículas que permite la identificación automática del vehículo situado en la zona delantera, realizando la consulta de la matrícula de forma automática. Este sistema, capacitado para consultar 400 placas por minuto con reconocimiento instantáneo, realiza eficazmente la función en un entorno de baja iluminación e incluso nocturno.

Además, el nuevo radiopatrulla cuenta con un avanzado sistema de visualización y grabación de imágenes al tener instaladas una cámara frontal y otra posterior, ambas ubicadas en el interior del vehículo, que permiten realizar grabaciones en la dirección de avance y en la posterior. También cuenta con cámara en el habitáculo de detenidos que permite la visualización y grabación de imágenes de forma automática, al detectar presencia física en ese lugar, o a requerimiento del agente.