El cirujano Luis Senís reconoce que sufre delirios de posesión demoníaca

El prestigioso cirujano maxilofacial Luis Senís fue expulsado de un hospital valenciano por grabar vídeos porno en los baños del propio centro

Luis Senís

El prestigioso cirujano maxilofacial Luis Senís fue expulsado de un hospital valenciano por grabar vídeos porno en los baños del propio centro. La Policía Nacional lo detuvo en septiembre de 2018 cuando llevaba una mochila con medio kilo de cocaína y fue enviado a prisión por el Juzgado de Instrucción número 5 de Valencia acusado de tráfico de drogas.

Según publica el diario El Mundo, el médico ha presentado un informe psiquiátrico a un juzgado para aplazar su próximo juicio oral en el que argumenta que sufre delirios místicos de vinculación con Dios y de posesión demoníaca.

Al parecer, tenía que presentarse en un juicio por negligencia donde una paciente le acusa de causarle una infección gangrenosa que puede ser mortal. Una presunta negligencia que se produjo tras una operación en diciembre de 2015, en una fecha que coincidiría con uno de los vídeos sexuales del cirujano.

El cirujano maxilofacial en su día denunció ser “víctima de una trama que ha intentado perjudicarle en su ámbito profesional”. Según informó, le robaron sus dos teléfonos móviles, con vídeos de los últimos 5 años y con sus contactos personales. Según informó mediante un comunicado, enviaron vídeos de contenido sexual a sus allegados. La polémica se produjo porque uno de esos vídeos fue grabado dentro de un hospital privado.

El reconocido doctor dijo sentirse abochornado y sobre el vídeo grabado en el centro hospitalario comunicó que pide «disculpas» porque fue un «error», «era viernes por la noche, estaban solos en el vestuario. Los otros tres vídeos son en el ámbito doméstico”.