El Belén monumental de Xàtiva, reconocido como el más grande de España, abrió el pasado fin de semana sus puertas al público, y ya puede visitarse.

La infraestructura, que celebra su XXIX edición, está totalmente acondicionado para personas con movilidad reducida, resultando completamente accesible.

El Belén está elaborado mayoritariamente por materiales reciclados que suponen el 80% del Belén, recogidos a través de restos recopilados en los ecoparques y en los almacenes además de los donativos que aporta la gente de Xàtiva, hecho que convierte esta efímera obra en un auténtico museo etnológico.

En esta edición, el belén cuenta con una superficie construida de más de 1.600 metros cuadrados, con un 200 metros cuadrados de recorrido.

El Belén tiene un largo de unos 45 metros cuadrados, 6.000 bombillas, 15 bombas de agua y 3 bombas de humo.

El belén monumental cuenta con animales reales 

Además está compuesto de 9 fuentes, 23 figuras, más de unas veinte construcciones y animales de corral, nacidos y criados en un centro zoológico y por tanto acostumbrados a recibir visitas.

Los animales disponen de calefacción y están controlados durante las 24 horas por veterinarios profesionales, cumpliendo la normativa estipulada por la Generalitat Valenciana.

De hecho, el pasado año 2017 se produjo en estas fechas el nacimiento de un par de cabras, hecho que demuestra que se cumplen las condiciones propicias de habitado y climatología.

«Se trata del monumento más visitado de nuestra ciudad durante las fiestas navideñas, y que comporta una serie de actividades que se generan por parte del tejido social. El año pasado acogeremos además de 105.000 visitantes y esperamos igualar o superar esa cifra», ha manifestado el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, quien ha añadido que «la voluntad del Ayuntamiento es dinamizar el comercio, el turismo y la hostelería de nuestra ciudad, esperando que sea una excelente campaña y que el esfuerzo que se ha realizado dé un magnífico resultado».

El Belén municipal de Xàtiva empezó a crecer en medida y contenido en el año 1999. Con el paso de los años se ha ido perfeccionado la técnica del montaje, a pesar de que el Belén no tiene planes de construcción,hecho que hace que cada año se dé a una renovación creativa y a la introducción de nuevos elementos.

El belén permanecerá abierto hasta el próximo 6 de enero y puede visitarse en horario ininterrumpido de 10 de la mañana hasta las 22 horas de la noche.