autobuses nocturnos

Quedan pocos días para que comience a funcionar en Valencia el programa piloto «Paradas Violeta» de la EMT. Este ofrecerá la posibilidad de que las mujeres usuarias de las líneas de autobuses nocturnos puedan solicitar una parada a demanda dentro del recorrido de la línea, con el fin de que puedan bajar del autobús cuando se encuentren lo más cerca de su destino. La iniciativa, como indican desde el Ayuntamiento, pretende prevenir posibles situaciones de riesgo que pongan en peligro la integridad de las mujeres.

Este servicio «a demanda» se ofrecerá en todas las líneas nocturnas y en las líneas 89 y 90 a partir de las 22:30 horas. A partir de unos días toda usuaria que viaje sola o con otra mujer, podrá solicitar cuando suba a alguno de estos autobuses nocturnos, que quiere hacer uso de este servicio, e indicar el lugar en el que desea bajarse del vehículo.

Según los datos de la EMT, el 53% de las personas usuarias de las líneas de autobuses nocturnos son mujeres, en total en 2019 518.000 viajeras usaron la red nocturna

Las Paradas Violeta están reguladas en el nuevo reglamento de la EMT, que fue aprobado el pasado mes de septiembre. Según establece la normativa, la usuaria deberá indicar dónde quiere viajar, siempre que esté dentro de la ruta del propio autobús, y se sentará lo más cerca posible de la cabina de conducción, dado que deberá bajar por la puerta delantera del vehículo, siempre sin poner en riesgo la circulación ni la seguridad de los pasajeros.

El próximo 8 de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, personal de EMT informará a pie de calle a las usuarias sobre el funcionamiento de las Paradas Violeta. Durante los próximos meses, se estudiarán y contemplarán todas las posibilidades, circunstancias y casuística en el desarrollo de este nuevo servicio, de cara a su operativa y desarrollo definitivos, con el objetivo de prestar el mejor servicio.