El 8 de junio empezarán a multar por circular en patinete por las aceras

Casi la mitad de usuarios desconoce si hay normativa

patienetes

Los patinetes no podrán circular por las aceras a partir del 8 de junio en Valencia, día en que entrará en vigor la nueva ordenanza de movilidad. Los conflictos entre peatones, ciclistas y conductores de patinetes acabarán con una norma clara que impide la circulación por las aceras de los vehículos a motor.

Los patinetes eléctricos son la nueva moda en movilidad urbana por su comodidad y manejabilidad, pero los patinetes llevan de cabeza a peatones y a administraciones. València no es ajena a esta tendencia y el uso del patinete eléctrico en la ciudad va en aumento. A partir del 8 de junio, el Consistorio prohíbe la circulación en las aceras, con la excepción de que los de Tipo A –los de menor tamaño y potencia-, que pueden ir a 10 kilómetros por hora por calles peatonales, siempre dando preferencia para los viandantes.

La normativa, sin embargo, no contempla que el casco sea obligatorio para los usuarios de los patinetes eléctricos de tamaño más pequeño y solo lo fija para los de Tipo B, aunque ambos modelos podrán ir por la calzada con el resto de vehículos.

Desde la Dirección General de Tráfico, por su parte, sí abogan porque el casco sea obligatorio. Además, trabaja en un real decreto para impedir que los patinetes eléctricos circulen por la acera y que la velocidad máxima para ellos sea de 25 kilómetros por hora.

 

Casi la mitad de usuarios desconoce si hay normativa

 

Resulta curioso, demás, que el 49 % de los usuarios de patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal no sabe si existe normativa de uso, según reveló un estudio reciente de la Fundación Mapfre. Además, cuatro de cada diez cree que pueden circular por cualquier parte.

 

Sin embargo, nueve de cada diez usuarios tradicionales encuestados (conductores y peatones) consideran necesario regular el uso de ese tipo de vehículos y, entre quienes los utilizan, el 70 %. Además, entre quienes no los usan, 8 de cada 10 muestran miedo e inseguridad y  1 de cada 10 señala que ha tenido algún tipo de percance con esos vehículos en el último año.