En los últimas 24 horas 10 pateras han llegado a las costas alicantinas, en ellas viajaban un total de 156 inmigrantes.

Las dos últimas pateras han sido avistadas a primera hora de la mañana del lunes en el Poble Nou de Benitatxell y en Orihuela Costa con un total de 17 inmigrantes a bordo, dos de los cuales han manifestado ser menores de edad.

Durante la noche del domingo fueron interceptados 92 inmigrantes a bordo de cuatro embarcaciones en aguas entre el sur de la provincia de Alicante y Cartagena (Murcia), de ellos veinte eran menores de edad. A estos hay que sumar los 47 ocupantes de cuatro embarcaciones que fueron avistados en aguas de Orihuela Costa, Altea y Alicante durante el domingo.

Esta oleada de inmigrantes coincide con un estado de la mar en calma y en condiciones de escasa visibilidad, ya que queda solo un día para la Luna nueva.

Entre las embarcaciones que llegaron durante la jornada del domingo se localizó el cuerpo sin vida de un inmigrante que se hallaba flotando en el agua en avanzado estado de descomposición. Los restos mortales de esta última persona fueron trasladados anoche al puerto de Cartagena y se piensa que procede de una patera de hace unos días, y no de las interceptadas en las últimas horas.

Dos pateras, rescatadas en la mañana del lunes

La embarcación Salvamar, de Salvamento Marítimo, ha interceptado la patera en torno a las 9.15 horas y de los diez ocupantes hay una mujer y dos menores, mientras que todos son de procedencia argelina y parece ser que presentan un buen estado de salud.

La otra patera fue localizada a las 8.15 horas ya en tierra en la cala Moraig del Poble Nou de Benitatxell y fueron localizados en un principio cuatro varones por agentes de la Guardia Civil y posteriormente tres hombres más por parte de la policía local.