Compartir

El Circuito de la Dipu entró en modo verano, antes del estreno oficial de la temporada estival. Como ya ocurrió en 2016 el mercurio se disparó en el Gran Fons de Llíria con la tórrida tarde del sábado 17 de junio y que en el apartado puramente deportivo aclaró un poco más las distintas clasificaciones del Circuito.

Volvió a ganar Hassane Aouchar, el marroquí del Gaes Running Team, que suma ya tres victorias consecutivas y se sitúa destacado al frente de la clasificación general masculina. Su gran rival para la victoria absoluta del Circuito, Ouais Zitane, ésta vez quiso reservar fuerzas y se limitó a puntuar, clasificándose en quinto lugar, entrando en meta junto a su compañero de equipo David Aparicio.

En el pódium absoluto masculino, como segundo de la general y primero de la categoría senior, se clasificó Octavio Sanchis, del Cárnicas Serrano, mientras que el tercer lugar fue para Hicham Ettaichmi que un año más vuelve a ser de los más regulares en el circuito.

En el resto de categorías masculinas, Miguel Ángel Plaza no tuvo problemas para llevarse el triunfo de la categoría de Veteranos B. Antonio Cubero, de Correcaminos, volvió a ser la mejor Promesa y Pablo Flores del Orero Paterna venció en el grupo de edad Junior. Y por último, el vencedor de la categoría Veteranos C fue el atleta de Galápagos, Miguel Ruiz Villena.

En categoría femenina, ésta vez la dominadora de la general, Fátima Ayachi no participó y el triunfo se lo llevó Mª José Cano del club atletismo Membrilla y que este año reside en Valencia junto a su pareja, el atleta profesional de Cárnicas Serrano Ismael Quiñones.

Acompañaron a Cano en el pódium absoluto femenino la incombustible Patricia Montalvo, una vez más vencedora de su categoría, y el tercer lugar se lo llevó Laura Castellano del Benicorrer Benissanó.

En el resto de categorías femeninas, la atleta del Runners Ciutat de Valencia, Mª Antonia Serrano Jareño se impuso en Veteranas B, Geles Gimeno venció en Promesas, Nerea Garcia en Juniors y Mª José Miguel en Veteranas C.

Todos los participantes tuvieron que sufrir de lo lindo los rigores de un calor asfixiante por momentos, aunque en este caso el recorrido agradable del Gran Fons de Llíria ayudó, sobre todo en el paso por el Parc de San Vicent, pulmón verde de la localidad de Llíria.

Un total de 772 corredores lograron finalizar la prueba con un 20’3% de participantes femeninas. Por equipos, por quinta carrera consecutiva el club con más atletas “finishers” fue el Orero Paterna Runners, seguido del Club atletismo Edeta de Llíria y en tercer lugar el Never Stop Running.

La próxima cita del Circuito de la Dipu tendrá lugar el próximo 1 de julio con el 10K Nicoboco Godella, una carrera que regresa este año al calendario decano del atletismo popular valenciano.