Compartir

A la espera de conocer el nuevo Gobierno, desde la Comunitat Valenciana ya se tienen claras algunas de las reivindicaciones que exigirán a Pedro Sánchez tras haber tomado posesión como presidente de España.

El jefe del Consell, Ximo Puig, ya ha declarado que la Generalitat continuará con su “lealtad reivindicativa” para solicitar que la financiación autonómica de la Comunitat sea un asunto prioritario para sus compañeros de partido en Madrid.

Estos últimos días Puig ha asegurado que le gustaría que hubiese ministros valencianos en el nuevo Gobierno y confía en que las relaciones con este entren “en una nueva dinámica” y sea un Ejecutivo “adecuado al interés general de las comunidades autónomas y de los españoles en su conjunto”. “De momento la atmósfera ha cambiado y respiramos porque vamos a tener una mejor interlocución”, señalaba.

En caso de que un miembro del PSPV sea reclamado en Madrid, Puig ha confesado que “no pondría ningún impedimento” pues apoyará las decisiones de su partido y de “las personas que eventualmente puedan ser llamadas”.

Además de solucionar la infrafinanciación valenciana, el president de la Generalitat aboga por una mejora de las relaciones institucionales para “superar confrontaciones” como las producidas durante el mandato del Partido Popular donde se produjeron diversos recursos de leyes aprobadas desde Les Corts Valencianes como por ejemplo el plurilingüismo.

Puig también considera conveniente que se establezca “un diálogo” entre las autonomías no solo para mejorar el sistema de financiación sino también para “buscar la reparación de derechos que se perdieron durante esta crisis” y llevaron “a la exclusión social a muchas personas”.