Compartir

El Ayuntamiento de Albal inicia este 15 de mayo un proceso de participación ciudadana para decidir qué inversiones se ejecutarán este año. Esta campaña, denominada Fem Poble, será la segunda de este tipo que se realiza esta legislatura, tras la llevada a cabo el año pasado con gran éxito de participación y que permitió construir un skatepark y zonas de sombras en los colegios y parques del municipio, entre otras inversiones.

En la primera fase que concluirá el 1 de junio, cualquier persona podrá aportar una idea o proyecto para ejecutar, teniendo en cuenta que deben ser inversiones financieramente sostenibles, es decir, que no requieren de un mantenimiento una vez acabadas, y que no superen los 60.000 euros como presupuesto estimado. Estas propuestas podrán hacerse llegar al ayuntamiento tanto de manera online como presencial.

Del 4 al 8 de junio los técnicos municipales valorarán todas las propuestas recibidas y decidirán cuáles cumplen los requisitos para pasar a la fase de votación. Será del 11 al 19 de junio cuando todas las personas empadronadas en Albal mayores de 16 años podrán votar por los proyectos, comprometiéndose el ayuntamiento a llevar a cabo de manera inmediata y prioritaria los más votados hasta cubrir los 200.000 euros destinados a este proceso de participación.

El alcalde de Albal, Ramón Marí, durante la presentación de ‘Fem Poble’.

No obstante, el alcalde Ramón Marí ha insistido que la intención es “ejecutar el máximo de proyectos posibles, aunque sea a través de otras partidas presupuestarias y de financiación, tal y como ocurrió en la anterior edición de Fem Poble”. Además Marí ha subrayado que “lo más importante es continuar escuchando a los vecinos y vecinas del municipio, tomar nota de sus ideas, inquietudes o preocupaciones, que en definitiva es la mejor manera de pensar y proyectar el pueblo que queremos”.

Un Ayuntamiento a deuda cero

Estas inversiones son posibles este año gracias a la situación económica en la que se encuentra el ayuntamiento, ya que en la actualidad no tiene ni un solo euro de deuda y cerró el ejercicio anterior con 1,9 millones de superávit, con lo que el apartado de inversiones del presupuesto de este año ha crecido considerablemente respecto a los últimos años.

El resultado del proceso participativo se conocerá el próximo 20 de junio, una vez concluida la fase de votación.