robado
Compartir

Fue en 1964 en el Hospital General de Valencia cuando una joven mujer de apenas 23 años dio a luz a un niño al que dio por muerto, una situación que 54 años después se ha confirmado como falsa y es que madre e hijo se han reencontrado con una prueba de ADN concluyente.

Tal y como recoge la Agencia EFE, el abogado y presidente de la asociación SOS Bebés Robados, Enrique Vila, ha sido el responsable de este caso que ha terminado con el reencuentro del hombre “robado” y toda su familia biológica. Dicha familia ya tenía una niña de cuatro años cuando nació el bebé robado y posteriormente tuvo tres hijos más creyendo hasta el momento que el segundo había muerto durante el parto.

Según declaraciones del abogado a EFE, actualmente se están estudiando las acciones legales a emprender contra los responsables de “esta separación de más de cinco décadas”, concretamente una monja y un médico.

El recién nacido fue dado en adopción y fue él mismo quien encontró a su madre biológica realizando una investigación de los documentos del centro sanitario en el que nació.